Edición Impresa
Miércoles 22 de Junio de 2011

El funcionario y su doble

En la Secretaría de Servicios Públicos de Rosario existen ciertos problemas de identidad. El número uno, Gustavo Leone, suele ser confundido con el número dos, el recientemente designado Diego Leone.

En la Secretaría de Servicios Públicos de Rosario existen ciertos problemas de identidad. El número uno, Gustavo Leone, suele ser confundido con el número dos, el recientemente designado Diego Leone. Dicen que ambos ya trabajaron juntos en el pasado y que también en esa época los confundían habitualmente, razón por la cual los dos suelen tomarse con humor las situaciones que suscita el parecido entre sus apellidos. Lo que también se dice es que trabajando son dos leones. Y que la Secretaría no es ningún circo.

La ayuda llega del norte

Ricardo Alfonsín está preocupado por su campaña electoral y, atento a todo, comentan que ha buscado ayuda nada menos que en los Estados Unidos. Los expertos especialmente contratados para asesorarlo en su campaña están liderados nada menos que por Michael Axelrod, mano derecha del presidente Barack Obama en materia de comunicación. Aseguran que los muchachos de Axelrod tienen como estrategia fundamental la “concentración del mensaje”, para ganar claridad y evitar la dispersión. Por esa razón, tendrá activa participación en los avisos. “Esta empresa es reconocida mundialmente entre los líderes en la creación y publicación de avisos de TV y radio”, se entusiasman los radicales. ¿Dará resultado?

Todo cambia, a veces demasiado

El inefable Roberto Pettinato no puede con su genio. El pasado domingo fue tapa de la revista dominical de un diario nacional de gran tirada. En la foto se lo podía ver con su actual mujer y sus dos pequeños hijos, luciendo toda la familia glamorosa y carísima ropa. ¿Dónde quedaron los tiempos de bohemia, se preguntaron algunos, cuando el Rober era saxofonista de Sumo y aparecía en escena luciendo una larga barba? Sin dudas que muy lejos, contestaron otros, que inclusive llegaron a arriesgar cuál habría sido la reacción del gran Luca Prodan ante el impensado cambio de Petti. “Le hubiera tirado con la botella de ginebra”, fue la conclusión. Y hubiera acertado.

Comentarios