Cartas de lectores
Viernes 25 de Noviembre de 2016

El fracaso de los partidos políticos

En la ciudad de Funes un metro cuadrado de tierra vale entre 500 y 1.000 dólares. Las cuatro hectáreas que el Departamento Ejecutivo municipal pretende transferir a un club de Rosario suman 40.000 metros cuadrados.

En la ciudad de Funes un metro cuadrado de tierra vale entre 500 y 1.000 dólares. Las cuatro hectáreas que el Departamento Ejecutivo municipal pretende transferir a un club de Rosario suman 40.000 metros cuadrados. La cuenta es sencilla, pretende arrancarle al patrimonio de la ciudad entre dos y cuatro millones de dólares. ¿A título de qué? Permita el lector dejar volar la propia imaginación. La ciudad de Funes no tiene Tribunal de Cuentas. Esto significa que nadie fiscaliza lo actuado por los funcionarios. Nadie debe rendir cuentas formalmente. El senador departamental aparece y se involucra poco o nada; los fiscales, lejos de actuar de oficio, miran para otro lado. Los distintos estamentos de los partidos políticos se encogen de hombros ante los reclamos. Los representantes locales de estos partidos políticos miran para arriba a ver qué hilo del complejo teatro de marionetas acciona el titiritero que los conduce. ¿Zombies, títeres, muñecos articulados? Cada vecino de Funes reconoce al que, aproximándose las elecciones, viene a recordarle por quien votar. Pero desaparecen los militantes a la hora de los reclamos. Piensan las actuales autoridades y sus mandantes políticos o privados que llegaron con votos propios. Piensan que hacer negocios es continuar con una tradición funense. Pero se equivocan por lejos. Sepan estos pobres de espíritu que están desafiando a la ley. Y que tarde o temprano la ley les pedirá cuentas. El penoso espectáculo del Concejo Deliberante se reitera cada mes. Declaraciones rimbombantes, vacías de contenido, vertidas para explicar lo inexplicable. Después, en privado, se confiesan, alivian la culpa. Y es entonces cuando trascienden las oscuras maniobras de las que participan. Nada les importa, total, cuando se acercan las elecciones los partidos responden con la billetera y apuestan a renovar a los custodios de las cajas partidarias locales. Magro botín económico y moral para quienes tendrían que poder caminar orgullosos por las calles de la ciudad. Con su actitud convalidan la existencia de los seudoempresarios que sólo saben hacer negocios en las sombras, con dinero sucio, corrompiendo sistemáticamente a las dirigencias. Este es el fracaso de los partidos políticos verticales y sus penosos actores locales. Es el tiempo de fortalecer las estructuras vecinales y los partidos locales necesarios para lentamente acceder al poder mancillado en nombre de la democracia. Es el debate que está vigente. El debate que debe empezar hoy mismo reclamando a los funcionarios de competencia nombrados mas arriba. Fácil de decir. Difícil de hacer. Pero hay que hacerlo.

Edgardo Juárez


Desilusionados y engañados

De vez en cuando es bueno reflexionar, tomarse unos minutos del diario trajín para analizar qué les pasa a nuestros dirigentes políticos que nos mienten con promesas electorales que de antemano saben que no van a cumplir. Las plataformas de los partidos políticos de las naciones democráticas y ejemplares se cumplen a rajatabla. ¿Qué lejos que estamos! Si bien no comparto la iniciativa de unos legisladores k para que se declare "El día de la mentira", tiene mucho de cierto. Me da mucha tristeza porque no es de tonto creer lo que prometen, porque la mentira es un daño irreparable que corroe a una sociedad, anestesia los buenos valores y todo suma o resta. ¡Qué mal!

Hugo García


Cerremos

la grieta

La palabra grieta se acepta igualmente como boquete, agujero, rajadura, pero obturar boquetes, reconstruir rajaduras o tapar agujeros resulta bastante complicado en relación a una grieta actualmente inactiva. Entonces, por qué no aprovechar para cerrarla antes de que se torne insalvable. Podemos disentir, criticar, comparar dentro de la democracia sin odios ni rencores. Primero han de actuar oficialismo y oposición. Están volando a alturas tan bajas que sólo son aptas para estrellarse. La actual oposición no puede ignorar que la situación socioeconómica, hambre, desocupación, inseguridad y corrupción fueron legados de aquella época. Sancionar "El día de la mentira" es cuasi menos infantil. Exigir un millón de puestos subsidiados durante un multitudinario acto es otra fantasía imposible de llevar a cabo. Difundir la idea que todo procesado judicial es un perseguido político resulta totalmente ridícula. Pero insultar, golpear al periodismo de investigación, es mucho más serio porque conlleva odio, fanatismo, y podría generar revancha. El oficialismo actual debería vivir avergonzado sabiendo que es responsable del agravamiento por la muy seria situación que atraviesa el país. También han comprometido el futuro nacional con muchas promesas que no se llevarán a cabo. Saben que el pueblo que confió en ellos se transformó en un sufrido conjunto de seres humanos mal protegidos, desesperanzados y sin mejoras a la vista. Ahora ni nunca hay que darle oportunidad al desencuentro. Más vale que oficialismo y oposición se apuren para cerrar la grieta aquietando ánimos y apurando resultados positivos. Traten ambos bandos de tener mayor estatura ejecutiva que la exhibida hasta ahora, y ojalá entiendan que ningún país se puede gobernar de esta manera.

Rubén Mario Baremberg

DNI 6.012.531


Telecom, sigo

esperando

El 4 de octubre pasado solicité en el 112 de Telecom una línea de teléfono fijo para mi domicilio. La operadora intentó venderme adicionalmente el paquete con Arnet y como le dije que no lo necesitaba por tener el servicio con otro operador de internet, me comunicó que la línea –casi con seguridad– sería "inalámbrica y no fija", como sí lo sería de contratar el combo completo. Le respondí que no había problemas, que necesitaba sólo la línea de teléfono y entonces me pasó los precios de instalación y costos mensuales, advirtiéndome que debía esperar que me llegara una factura, pagarla, y en el plazo aproximado de 10 días, se estarían comunicando conmigo. Nada de eso ocurrió, ni llegó la factura, ni me llamaron.

Reclamé el 21/10/16 (18ZPCC71L), el 26/10/16 y el 10/11/16 (191CQ2V0V), y 50 días después sigo esperando y preguntándome: ¿Si hubiera contratado el combo con Arnet, tendría ya el servicio? ¿Es ésta una práctica extorsiva de la empresa para que finalmente uno se vea obligado a contratar el servicio completo? Sigo esperando.

Patricia Nilda Pinacca

DNI 13.449.665


Más iluminación, menos inseguridad

Esta es la tercera oportunidad que escribo por un robo a mi mamá, y me cansé, señora intendenta, de hacerlo. Seguramente, usted estará ocupada en mil cosas más importantes, como ser las elecciones que se vienen y en tratar de ganarlas legítimamente, ya que, como todos saben, la última fue bastante peleada. Basta de subestimar al pueblo, tengo comercio y tributo lo que corresponde, pero repito, basta. Después de un robo con pérdida de conocimiento, mi mamá estuvo muy mal, y hoy de nuevo. Yo no digo "gracias a Dios que no pasó nada", porque no tengo nada que agradecer. Una señora de 75 hermosos y bien vividos años se merece otra cosa. Le propongo algo: cuando usted ilumine las cuadras de la ciudad, como le corresponde, y una de ellas es Mendoza al 2900, en la cual tenemos tres focos que tienen una oscuridad muy tenebrosa, yo le pago mis impuestos, le aseguro que antes no lo haré. Está invitada a pasar por la cuadra. Le comento que mi mamá fue asaltada en la avenida Alberdi a la tarde, está la denuncia asentada. Desde ya, muchas gracias y le recuerdo: no pago más impuestos hasta que solucionen los problemas a los cuales me refiero.

DNI 18.611.977


El caos urbano

en Rosario

La escasa planificación urbanística que ha tenido la ciudad en las últimas década es sinceramente escandalosa. Rosario rebalsa de autos a toda hora, en todos sus puntos cardinales, y este fenómeno, lejos de ser reconocido como un problema por las autoridades locales, se ha convertido en una curiosa oportunidad recaudatoria. Mientras los conductores nos hacinamos en trayectos interminables de casa al trabajo y viceversa, los políticos continúan con su inexplicable romanticismo primermundista de hacer bicisendas, carriles exclusivos y plagar la ciudad de parquímetros y cámaras de vigilancia. Sería muy interesante que, en vez de gastar tanto dinero en recetas viales europeas y en pagar los sueldos de un ejército de inspectores que fiscalizan el caos, primero resuelvan los problemas de infraestructura que tenemos. Antes de reducir la calzada habría que aspirar a tener un servicio de transporte público decente, por ejemplo; o también, en vez de dinamitar la ciudad con multas de estacionamiento, comenzar a construir estacionamientos públicos en zonas de mucha afluencia. Rosario es un raro híbrido urbano que combina los problemas del tercer mundo con soluciones y reglas del Primer Mundo. Las calles son intransitables, pero eso sí, las multas son ejemplares y alcanzan cifras exorbitantes que, en dólares, poco difieren de las de EEUU. No se puede estar en desacuerdo con identificar y sancionar a los infractores, pero recaudar vorazmente a partir de la desidia ejecutiva de un partido que gobierna hace 25 años tiene hasta ribetes éticos. No pareciera haber voluntad de alcanzar soluciones de largo plazo por parte del municipio, pero sí de llenar sus arcas. Sinceramente, después de tanto tiempo, uno hasta comienza a sospechar de no hagan nada por mera conveniencia.

Marcelo Artal

DNI 27.055.629


Necesitamos

una mano

Me llamo Néstor Hugo Ferreira, y en el tiempo que me queda libre entre mis obligaciones familiares y laborales me desempeño como entrenador y representante del Club Social y Deportivo Arizona, ubicado en la esquina de Chacabuco y Riobamba de Rosario. Escribo estas líneas para solicitar la colaboración, ya sea de vecinos, entidades de bien público o autoridades locales o provinciales en general, para que nuestra institución adquiera por medio de compra o donación pelotas, pecheras y artículos de gimnasia, como ser conos, "tortuguitas" y aros, ya que nuestro club no cuenta con los recursos económicos para adquirirlos. Todos esos elementos serán destinados al equipo de fútbol femenino categoría Infantil, que comprende las edades de 7 a 12 años, y mayores de 13 en adelante. Los artículos que mencioné serían de mucha importancia para que las chicas puedan desarrollar una actividad deportiva. El club Arizona es una institución sin fines de lucro que trata de brindar actividades y contención social para los chicos del barrio, y estos ayudarán a afianzar una actividad con la que se intenta ayudar a chicas y chicos. Mi teléfono es 0341-153588526. Desde ya, muchas gracias.

Néstor Hugo Ferreira

Comentarios