La región
Jueves 21 de Julio de 2016

El FMI estimó que la economía argentina caerá 1,5 por ciento en 2016

El organismo dijo que el consumo y la actividad cayeron más de lo previsto y que la lluvia de inversiones esperada se demoró.

La economía argentina caerá 1,5 por ciento este año, ya que la devaluación y el aumento de tarifas "ha acelerado la inflación y perjudicado el consumo privado". Así lo alertó ayer el Fondo Monetario Internacional (FMI), en el marco de la difusión de sus pronósticos económicos para el mundo y la región.

El director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario, Alejandro Werner, dijo durante una conferencia de prensa en Washington, que el impacto adverso del ajuste económico en la actividad "ha sido mayor de lo previsto".

No obstante, el organismo multilateral vaticinó que el PBI local mejorará a lo largo de 2017, para registrar, ese año, un crecimiento de 2,8 por ciento.

Werner evaluó que "la actividad económica probablemente empezará a recuperarse hacia finales de 2016, a medida que la inflación se modere gradualmente, se estimule el gasto y se reduzcan las tasas de interés".

Pero alertó que este relajamiento delas políticas monetaria y fiscal podría complicar el cumplimiento de las metas fiscales y de inflación anunciadas este año.

El directivo también hizo referencia a Brasil, principal socio comercial de la Argentina. Dijo que el PBI siguió contrayéndose en el primer trimestre, pero menos de lo previsto, lo que hace pensar que la contracción ampliamente esperada para 2016 será menos drástica de lo que se había concebido". El Fondo Monetario proyectó una retracción del 3,3 por ciento a para este año.

El organismo prevé que la actividad en América latina se contraiga 0,4 por ciento en 2016.

Respecto de la Argentina, el director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI admitió que el consumo cayó más de lo previsto y que la pronosticada lluvia de inversiones se "ha retrasado un poco".

"El ajuste de los precios relativos en el primer semestre de 2016 _tras la depreciación del tipo de cambio y el alza de las tarifas de los servicios públicos_ ha acelerado la inflación y perjudicado el consumo privado", añadió Werner.

El economista Agustín Monteverde coincidió con el FMI en que la actividad en la Argentina tendrá una caída en 2016, pero la ubicó en el 2 por ciento. "No me sorprende lo que dijo el FMI, me sorprendería si es que esperaban un desempeño mejor", señaló.

El economista lamentó que el gobierno tenga "todo jugado" a que el blanqueo le saque "las papas del fuego", aunque sea "con ingresos de una vez contra gastos estructurales".

Desde otro lugar, el economista Agustín D'Atellis pronosticó que el PBI de la Argentina caerá entre 2 por ciento y 2,5 por ciento en 2016. "Ninguno de los motores de la economía está funcionando, el sector externo está en caída, el sector público se está acotando y el mercado interno está debilitado por la caída del consumo", argumentó.

Además consideró que la caída de la economía será de 2,5 por ciento.

Comentarios