Policiales
Domingo 10 de Julio de 2016

El final de un tipo que andaba sin cuidados

A Julio César "Tito" Navarro lo mataron el 25 de mayo pasado mientras esperaba a su mujer dentro de una camioneta Chevrolet S 10 en el barrio 7 de Septiembre, donde vivía en familia

A Julio César "Tito" Navarro lo mataron el 25 de mayo pasado mientras esperaba a su mujer dentro de una camioneta Chevrolet S 10 en el barrio 7 de Septiembre, donde vivía en familia. Un testigo dijo ver a un Peugeot 206 estacionado sobre calle Tarragona con tres personas adentro, uno de los cuales era un joven con gorrita que se acercó a la camioneta, pasó el arma por la ventanilla y disparó el certero tiro que terminó con la vida del barra. El sicario escapó junto a los supuestos cómplices.

   Aún dolorida, a Lorena Guzmán le cuesta recordar ese momento. "Habíamos ido a tomar unos mates a la Ciudad Deportiva de Rosario Central (Granadero Baigorria) con una pareja amiga. A la noche teníamos una invitación para ir a San Lorenzo. Por eso, antes de llegar a casa pasamos a comprar un postre, un tiramisú, que lo dejamos en la parte de atrás de la camioneta", repasó la mujer.

   "Llegamos y a la hora, hora y media teníamos pensado irnos solos porque nuestras hijas se quedaban. Como César acostumbraba a esperarme abajo mientras yo me arreglaba, se quedó en la camioneta. Sentí un disparo pero jamás hubiese imaginado que era para él, porque no teníamos problemas con nadie. Alguien que está amenazado se cuida, y él no tenía necesidad", insistió Lorena.


Comentarios