La ciudad
Domingo 18 de Septiembre de 2016

El fin de semana 29 vehículos fueron trasladados al corralón municipal por alcoholemia positiva

El municipio realizó controles de tránsito en distintos puntos de la ciudad. Además 22 vehículos fueron remitidos porque los conductores no pudieron acreditar la documentación o los elementos de seguridad requeridos.

Entre el jueves y las primeras horas del domingo un total de 29 vehículos fueron remitidos al corralón municipal por alcoholemia positiva. Durante el fin de semana se efectuaron unos 400 controles en el tránsito, por el cual se trasladaron al depósito municipal 51 unidades.
Según precisó el secretario de Control y Convivencia, Gustavo Zignago, entre la noche y madrugada del jueves y las de este domingo, se efectuaron unos 400 controles vehiculares junto a efectivos de la Unidad Regional II de la Policía de Santa Fe, con el saldo de 51 remisiones de autos y motos. Las tareas forman parte de los ejes de trabajo planteados por el Ejecutivo municipal como forma de prevención y promoción de entornos más seguros para los rosarinos.
De ese total de traslados, 22 fueron porque los conductores no pudieron acreditar la documentación o bien, los elementos de seguridad requeridos. Los restantes 29 fueron vehículos remitidos porque sus conductores dieron resultados positivos en los test de alcoholemia.
Anoche se remitieron al corralón 16 autos, 13 de ellos por alcoholemia, siendo de 2.57 el porcentaje de alcohol en sangre más elevado que fue medido. El viernes a la noche y la madrugada del sábado, fueron 14 los autos llevados al corralón, 10 por alcohol, con un porcentaje máximo de 1.90. En tanto, en la jornada del jueves, se remitieron 19 autos y 3 motos, de los cuales 6 fueron sancionados por alcoholemia positiva (0.97% el máximo índice encontrado).
Hacia el final de la semana, en el marco de las audiencias públicas por el gas realizadas en el Colegio de Abogados de Oroño al 1500, un conductor impactó su vehículo contra el vallado implementado para la ocasión. Acudiendo al pedido de Gendarmería Nacional, se realizó un test de alcoholemia sobre quién llevaba el volante. El mismo arrojó un resultado positivo, con 0.78 gramos de alcohol en sangre. Dicho vehículo fue trasladado al corralón municipal.
Además, la Dirección de Tránsito municipal, en coordinación con personal de la Unidad Regional II de la Policía de Santa Fe, trasladó un vehículo que tenía pedido de secuestro, que fue hallado en Riobamba y Teniente Agneta,

Comentarios