Edición Impresa
Jueves 20 de Diciembre de 2012

El éxito

La explicación de un éxito nunca es una sola y el caso de “Graduados” seguramente tiene varias.

La explicación de un éxito nunca es una sola y el caso de “Graduados” seguramente tiene varias. El histrionismo de dos familias o hasta tres -una judía y otras, italianas-, el tema de la nostalgia por una etapa de la vida que suele dejar marcas, y el plus de los invitados no actores, pueden ser algunas de las explicaciones. Pero hay una par de ingredientes que sin ellos “Graduados” no hubiera tenido la aceptación popular que tuvo: las buenas actuaciones (con actores-personajes que crecieron capítulo a capítulo y sobre todo cuando la trama decaía) y la perfecta simbiosis entre los experimentados en telecomedias y las caras nuevas en este, a veces maravilloso y otras hastiante, planeta de las tiras televisivas.

Comentarios