Brexit
Domingo 03 de Julio de 2016

El excanciller Taiana analiza el Mercosur tras el cambio político en el país

El excanciller cuestionó la posición del gobierno de Macri respecto de la estrategia de integración regional.

"La integración regional en el Mercosur a veces se veía como una aspiración, un deseo, ahora creo que hay que verla como una necesidad imperiosa y todo lo que desdibuje esa prioridad no es bueno". En esos términos, el presidente del Parlamento del bloque y ex canciller argentino, Jorge Taiana, planteó la posición que debería tomar la Argentina en un contexto internacional adverso y con realineamientos geopolíticos, que como los del Reino Unido mediante el Brexit, encienden las alertas.

   El parlamentario estuvo en Rosario esta semana para participar de un seminario sobre la hidrovía organizado por su par Agustín Rossi de la que participaron legisladores del Mercosur que conforman la comisión de Infraestructura del Parlasur. En ese marco, Taiana advirtió que el cambio de gobierno en la Argentina priorizó una mirada menos atenta al bloque regional. "Hay una tendencia a frenar el avance del Mercosur y pienso que no es una buena decisión", indicó, al considerar que este espacio, como mercado común "es un objetivo estratégico para el país y sólo en la integración regional podemos encontrar alguna posibilidad de desarrollo sustentable y bienestar para nuestro pueblo".

    —La decisión del gobierno de Macri de alinearse con la Alianza del Pacífico ¿va en contra del fortalecimiento del Mercosur?

   —La decisión de ser observadores en la Alianza del Pacífico en sí misma no es una gran modificación. De hecho ya en 2015 hubo una reunión de cancilleres entre los miembros de ese bloque y del Mercosur. No es una decisión significativa porque todos los países de la Alianza tienen acuerdos de libre comercio o de complementación económica con los Estados del Mercosur. Me parece que sí desde lo simbólico y desde lo político tiene más trascendencia. Me hubiese gustado que la Argentina fuera observador en conjunto con Brasil y no aisladamente, porque de esa manera mostraríamos la voluntad de mantener el bloque y las decisiones en conjunto.

   —¿Cómo observa el acercamiento con Estados Unidos?

   — Con Estados Unidos hay que tener buenas relaciones. Es un país importante. Argentina particularmente tiene pocas exportaciones hacia allá pero un nivel significativo de importaciones. Eso es una cosa, pero otra muy distinta es la idea de resignar o debilitar el proyecto del Mercado Común del Sur.

   —En el marco de una situación de crisis en Brasil y de apertura de las importaciones por parte del gobierno ¿cómo se pueden manejar los desequilibrios sin conflictos al interior del bloque?

   —Me da la impresión de que vía una serie de medidas administrativas el gobierno está permitiendo un ingreso amplio de importaciones como parte de una estrategia antiinflacionaria. Eso es tradicionalmente muy riesgoso porque afecta las posibilidades de empleo en la producción de bienes en la Argentina. Al mismo tiempo, se logró prorrogar el acuerdo automotriz entre Brasil y nuestro país, lo que es importante, y se mantuvo el Flex 1,5 que se había negociado años atrás. Pero la idea de la apertura económica, en un mundo donde en casi todos los países se están cuestionando esas ideas de haber avanzado tanto en la liberalización comercial, no es como algunos creen estar a la moda, sino estar un poco a contramano de la moda. Una muestra es la decisión del Reino Unido de separarse de la Unión Europea, donde, algo que entre otras cosas lo plantean como una defensa de su fuerza de trabajo.

   —¿Cómo impacta el Brexit en la Argentina y el Mercosur?

   —Es un poco temprano para estar seguros de qué pasará. Primero, es un proceso que va a llevar un tiempo, algunos efectos comerciales no se van a ver en lo inmediato. En términos genéricos va a ser visto como un debilitamiento en los grupos económicos y de integración más importantes como la Unión Europea. Pero, al mismo tiempo, desde el punto de vista de la Argentina no tiene que tener un impacto directo significativo. En realidad con el Reino Unido tenemos una controversia muy importante que es que ellos ocupan parte de nuestro territorio nacional en Malvinas y, que se distancien de la UE a mí me parece que es en términos positivos ya que habrá un diálogo más franco.

Comentarios