Información general
Viernes 13 de Enero de 2017

El ex espía inglés que elaboró el informe sobre Trump huyó y teme por su vida

El autor del dossier, el ex agente del MI6 Christopher Steele, abandonó su casa en Londres por miedo a represalias de Rusia

Un ex espía del MI6 británico, que al parecer elaboró la carpeta sobre el supuesto vínculo de Donald Trump con los ciberataques rusos en las elecciones de Estados Unidos, abandonó su vivienda y, según el conservador Daily Telegraph, teme por su seguridad. El agente fue identificado por los medios en Estados Unidos y el Reino Unido como Christopher Steele, de 52 años, uno de los fundadores de la compañía de investigación Orbis Business Intelligence Ltd, con sede en Londres.

Steele fundó Orbis Business Intelligence Ltd con su socio, Christopher Burrows, en 2009, después de dejar el MI6, dijo el Telegraph. En su página web, esa empresa afirma disponer de recursos de investigación sofisticados para empresas. Steele, que espió en Moscú para el MI6 en los pasados años 90, preparó el documento que afirma que el Kremlin se relacionó con la campaña electoral de Trump y que los servicios secretos rusos tienen material sensible sobre el presidente electo que podría ser utilizado en su contra.

El polémico informe del que sería autor Steele incluye muchas informaciones comprometidas sobre Trump, entre ellas la existencia de un video en el que aparecería junto a prostitutas rusas o información sobre sus presunto intercambios de información con el Kremlin durante décadas. Según ese periódico británico, Steele abandonó el miércoles su casa en Surrey, sur de Londres, al darse cuenta de que su nombre iba a aparecer en los medios y ahora teme por su seguridad. El antiguo agente de los servicios secretos británicos dejó a sus gatos con un vecino, al que le dijo que estaría fuera "unos días", según el Telegraph.

El trabajo de Steele fue financiado primero, según el diario, por los republicanos contrarios a Trump que buscaban cómo desprestigiarlo, y después por los demócratas, durante la campaña para las elecciones estadounidenses de 2016. Trump, que asumirá el cargo el 20 de enero, calificó las acusaciones de falsas. Durante varios meses, Steele contó a periodistas sobre lo que sabía de Trump de sus fuentes en Rusia, después de ser contratado por una compañía de Washington para recabar información sobre los vínculos del magnate con Moscú.

La carpeta, de 35 folios, contiene varios informes elaborados durante seis meses, al que periodistas en EEUU tuvieron acceso, aunque se le dio crédito cuando las cadenas de ese país informaron de que Trump y el presidente Barack Obama recibieron del FBI un resumen de su contenido, indicó el periódico británico.

Trump admitió el miércoles que Rusia está detrás de los ciberataques en las elecciones, pero negó cualquier vínculo con ellos, al tiempo que arremetió contra algunos medios de comunicación que así lo publicaron y a los que calificó de "basura". "Algo así nunca se debería haber escrito, nunca debería haber existido y desde luego nunca debería haberse publicado", afirmó Trump sobre el informe de inteligencia que lo señala como posible cómplice en los "hackeos" de Rusia a sistemas informáticos de Estados Unidos.

El magnate criticó duramente a los medios de comunicación del país que publicaron la información el martes, entre ellos el medio digital Buzzfeed y la cadena CNN.

Al respecto, un ex funcionario de la Cancillería británica que conoce al ex espía desde hace más de 25 años lo calificó como un profesional experimentado y altamente valorado. "Si Christopher Steele pone algo en un informe, es porque cree que hay suficiente credibilidad en él", aseguró.

En tanto, el director de inteligencia de Estados Unidos, James Clapper, negó que los servicios bajo su mando filtraran a la prensa el explosivo informe sobre Trump. En un tuit, Trump escribió ayer que "James Clapper me llamó para denunciar el falso y ficticio informe que está circulando ilegalmente. Hechos falsos, inventados. ¡Qué lástima!"

Los jefes de inteligencia presentaron la semana pasada a Trump, así como al presidente saliente Barack Obama, un resumen de dos páginas de las potencialmente embarazosas afirmaciones que involucran a Rusia, según la cadena CNN, el diario The New York Times y otros medios estadounidenses. Clapper indicó que habló con Trump el miércoles sobre las afirmaciones no verificadas de que sus asistentes se coludieron con el Kremlin para ganar las elecciones estadounidenses, y que Rusia tenía información comprometedora sobre Trump. "Tuve la oportunidad de hablar con el presidente electo para discutir los informes de los medios sobre nuestra reunión informativa del viernes pasado", dijo Clapper.╠"Le expresé mi profunda consternación por la filtración que apareció en la prensa, y ambos concordamos que ellas eran extremadamente corrosivas y dañinas para nuestra seguridad nacional", agregó.╠

■□Furioso, Trump rechazó el miércoles por "mentiroso" el dossier sobre sus relaciones con Rusia y con detalles personales salaces de un viaje a Moscú, que pueden poner en jaque su presidencia, y criticó a la comunidad de inteligencia y a los medios estadounidenses.╠Clapper le manifestó a Trump que dudaba que la filtración hubiese sido obra de la comunidad de inteligencia estadounidense. Las divergencias entre Trump y los servicios estallaron después que esas entidades elaboraron un informe diciendo que Rusia había interferido en las elecciones para beneficiar al empresario.

Giuliani, en ciberseguridad

En tanto, Trump designó ayer al ex alcalde de Nueva York Rudolph Giuliani para asesorarlo en ciberseguridad, en medio de las preocupaciones sobre el hackeo ruso durante la campaña electoral. Giuliani, que gobernó Nueva York entre 1994 y 2001, incluyendo el momento de los atentados del 11-S, respalda a Trump desde hace tiempo, y había sido considerado para el cargo de secretario de Estado u otro puesto en el gabinete. Al final fue elegido para asesorar a Trump en temas de seguridad en la red, debido a su extensa carrera como abogado y su trabajo en consultoría de seguridad.

Oculto. La policía británica custodia la vivienda del ex agente secreto en Surrey, al sur de Londres.

Comentarios