Premio Nobel
Sábado 08 de Octubre de 2016

El ex arzobispo anglicano Desmond Tutu defiende el suicidio asistido

El premio Nobel de la Paz y ex arzobispo anglicano sudafricano, Desmond Tutu, festejó ayer sus 85 años en El Cabo, ocasión que aprovechó para defender en forma pública el derecho al suicidio asistido, para él como para las otras personas en el ocaso de su vida.

El premio Nobel de la Paz y ex arzobispo anglicano sudafricano, Desmond Tutu, festejó ayer sus 85 años en El Cabo, ocasión que aprovechó para defender en forma pública el derecho al suicidio asistido, para él como para las otras personas en el ocaso de su vida.

"Me preparé para la muerte y dije claramente que no deseaba que me mantuvieran con vida a todo precio", escribió en una tribuna publicada en el periódico Washington Post. "Espero que me traten con compasión y tener el derecho de entrar en la próxima fase del viaje de la vida de la manera que deseo", agregó Tutu.

"Los que están muriendo tienen el control de sus vidas. ¿Entonces por qué deberían negarles el control de su muerte?", interrogó. "¿Por qué tantos son obligados a soportar terribles sufrimientos contra su voluntad?"

Hace dos años, ya había tomado posición a favor del suicidio asistido en una tribuna publicada en el Guardian, en donde había denunciado la obstinación en mantener vivo a su amigo y ex presidente Nelson Mandela, fallecido en 2013 a los 95 años.

Desmond Tutu fue hospitalizado dos veces las últimas semanas por una infección recurrente ligada a un tratamiento contra el cáncer de la próstata, del que sufre desde hace 20 años.

Ayer se mostró sonriente vestido con su tradicional sotana fucsia y evocó con emoción en la catedral Saint-Georges sus recuerdos como primer arzobispo negro de Ciudad del Cabo durante el período del apartheid, en los años 1980.

"Quiero asegurarles que era muy difícil para nosotros como para los otros (negros). Pero la cálida acogida que recibimos aquí nos arropó como una frazada y siempre nos reconfortó", declaró Tutu. "Alcancé un punto de mi vida en el que estoy más cerca del hall de salidas que del de llegadas. Indiqué que una vez que llegue la hora, quiero descansar aquí para siempre, con ustedes", continuó antes de arrodillarse delante del altar durante el oficio religioso.

Tutu "contribuyó inmensamente a la libertad y la democracia que obtuvimos en este país. declaró el presidente Jacob Zuma.

El ex arzobispo fue premiado con el Nobel de la Paz en 1984, cuando dirigía el Consejo Sudafricano de Iglesias, muy implicado en la lucha contra el régimen racista del apartheid.

Comentarios