Edición Impresa
Sábado 17 de Diciembre de 2011

El estudiante destacado que es "un buen amigo de los números"

Es Elian Natali, tiene 20 años y es alumno de la Austral. Ganó el premio Deloitte a la “excelencia académica”.

Elian Natali con sólo 20 años cursa de manera brillante el tercer año de la carrera de contador en la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad Austral de Rosario. Esas buenas notas las confirma con un premio que recibió el jueves pasado en Buenos Aires: el que otorga la Consultora Económica Deloitte “a la excelencia académica”. Además de una beca internacional que alcanzó a través del Banco Santander Río para cursar seis meses de estudios en España. Sin embargo, él sólo dice que “es un buen amigo de los números”.

Elian nació en Arequito. Hizo su primaria en la Escuela Fiscal Nº 202 y el secundario en la Media Nº 219. Cuando cursaba el secundario ya tenía la convicción de que su futuro estaba en la carrera de contador. “Me terminé de entusiasmar cuando participé en los juegos de simulación empresarial que organiza la Universidad Austral con las escuelas. Y cuando conocí la sede de esta Universidad en Rosario dije «aquí quiero estudiar»”, cuenta al recordar cómo comenzó su vida universitaria en la ciudad.

Beca de estudio. Como se trata de una casa de estudios privada, Elian se anotó en el programa de becas al que accedió. “Estoy más que agradecido con esta oportunidad de poder estudiar en un lugar de tanto nivel académico”, dice una y otra vez el joven santafesino, que retribuye ese beneficio con un excelente rendimiento estudiantil.

Esos logros lo animaron a presentarse este año al Premio Deloitte, una multinacional dedicada a asesorar en materia contable. “Había que tener buen promedio, presentar un trabajo —escribió sobre «La crisis institucional argentina»— y pasar por entrevistas con reconocidas personalidades”, resume Elian sobre el concurso.

El premio a la “excelencia académica” consiste en dinero en efectivo, una entrevista laboral con Deloitte y el acompañamiento que le ofrece esta empresa a los estudiantes a lo largo de su formación. El joven resultó primero en el concurso, con un promedio de 9,55, seguido por una estudiante de la Universidad de Buenos Aires y un alumno de la Universidad Nacional del Sur.

Intercambio. Pero eso no es todo. También con los últimos meses del año, el joven de Arequito, hincha de Belgrano de su localidad y de River, fue distinguido con una beca del Banco Santander Río para realizar un intercambio internacional. “Nunca imaginé que podría conocer Europa, y en enero viajo a España para estudiar seis meses en la Universidad de Navarra (queda en Pamplona) que tiene convenio con la Austral”, cuenta el estudiante que adelanta que aprovechará al máximo el viaje para conocer también otros países e intercambiar aprendizajes con otros universitarios.

“En la Universidad de Navarra voy a cursar materias equivalentes a las que tendría que hacer aquí el año que viene, pero además otras como comercio internacional y finanzas que considero me van a brindar una mirada diferente, más europea de estos aspectos”, comenta sobre las perspectivas que piensa le abre esta beca de intercambio académico.

Cuando se vuelve sobre la pregunta sobre cómo nació su vocación por la carrera elegida, además de remitirse a la escuela secundaria, comparte su mirada: “Siempre me gustaron las materias que requieren conocimientos abstractos, y siempre los números fueron muy amigos míos”.

Apoyo constante. Agradece a su familia “por el apoyo constante” también a la Austral por la beca que le permite estudiar sin sobresaltos. Dice que lleva las materias al día, pero que también se hace tiempo para otras actividades: “Además de estudiar, participo en distintas organizaciones tanto políticas como sociales, de vez en cuando formo parte del equipo de fútbol de la Universidad, estudio inglés y comparto tiempo con amigos”.

Elian menciona mucho lo bueno que es plantearse “objetivos y cumplirlos”. Por eso está feliz con los logros con que lo alcanza el fin de año. Y confiesa que tiene más para proyectar. Será para cuando (aunque todavía falte un buen tiempo) se reciba de contador. “Quiero llegar a lograr  un trabajo donde considere que esté dando todo mi potencial y donde pueda hacer de ese lugar un lugar mejor; también donde pueda desarrollarme y aplicar todos mis conocimientos, donde me sienta que estoy contribuyendo todo lo que pueda”, expresa muy convencido.

Comentarios