El Mundo
Lunes 16 de Mayo de 2016

El Estado Islámico lanzó una "app" para aprender a leer con armas

La aplicación destinada a que los niños aprendan el alfabeto arábigo asocia las imágenes bélicas a cada letra.

El Estado Islámico es conocido por su hábil manejo de las nuevas tecnologías para hacer llegar su propaganda. Ahora, ha vuelto a dar la nota con una "app" para enseñar el alfabeto arábigo a los niños asociando cada letra a alguna clase de arma, según informó el blog Threat Matrix. La aplicación es para el sistema operativo Android. Espadas, tanques, cañones, balas de fusil, misiles, todo lo que sea armamento sirve para que los niños educados por el EI o Isis aprendan correctamente la lengua árabe. El caso de la "app" sirve para remarcar el enorme contraste de valores entre el mundo islámico radical del que surge el EI/Isis, y los valores pacifistas que se afirman en otras sociedades como las occidentales, donde incluso se ha llegado a prohibir los juguetes bélicos.

La "app" en cuestión es la primera aplicación que los terroristas del Isis desarrollan exclusivamente para menores. De esta forma, en vez de aprender a sumar con, por ejemplo, manzanas y peras, el Estado Islámico o Isis (también Daesh, acrónimo en árabe de su nombre) quiere que los niños aprendan a hacerlo con los famosos fusiles de asalto Kalashnikov, tan populares en todo el mundo árabe e islámico. Para que aprendan el alfabeto, la "app" del Isis relaciona a las letras del alfabeto arábigo con las iniciales de objetos bélicos, como espadas, tanques, balas, cohetes y misiles.

Es la última macabra ocurrencia del Estado Islámico, muy activo en redes sociales y comunicación visual por Internet. Se hizo famoso por sus decapitaciones en video, que tenían una edición profesional. Ahora, sus informáticos han sacado esta "app" para los dispositivos móviles que emplean el software Android. El programa se puede descargar a través del servicio de mensajes online Telegram y de páginas de intercambio de archivos.

Canción. La "app" viene con una "nashiid", una canción religiosa que se canta a capella. Esto es así porque los clérigos del Isis desaprueban el uso de instrumentos musicales. Como es esperable, la canción es un elogio de la Yihad o Guerra Santa. Asimismo, sus versos contienen "terminología yihadista y animaciones que, indudablemente, se dirigen a la próxima generación de extremistas islámicos", reseña la página especializada The Next Web, que estudió la "app". La pasarse por las páginas se observa (ver imágenes en esta página) que cada letra es ilustrada con algún arma. Así, la letra árabe "sad" es ilustrada con la palabra "saaruj" (misil); la letra "taa", con "talaqa" (bala); la letra "dâl", con "dabbaba" (tanque de guerra). La "ba" corresponde a "bunduquiyah" (fusil'); la letra "sin" con la más clásica "saif" (espada árabe o cimitarra). La letra "dhal" se ilustra con "dhakheera" (munición).

La iniciativa educativa del Isis fue dada a conocer por el blog Threat Matrix (http://www.longwarjournal.org/archives/2016/05/islamic-state-launches-mobile-app-for-children.php). Este blog es del think tank Fundación para la Defensa de las Democracias, grupo conservador de Washington. Algunos lo vinculan con Donald Trump a través de Walid Phares, uno de los asesores de política exterior del republicano, aunque es solo un colaborador entre muchos del sitio.

La "app" fue pergeñada por Radio Bayan, una de las varias emisora del Isis. El grupo extremista ya había producido otras "app", pero ésta es la primera dirigida exclusivamente a la educación de los niños. Como es muy conocido, el Isis entrena militarmente a menores. Y no duda en usarlos para atentados suicidas. En las escuelas de los territorios que controla el grupo, en Irak y Siria, los maestros dan a los niños muñecas vestidas de manera no islámica. Luego les ordenan que las decapiten.

Ataque en Yemen. El Isis tampoco descansa en los frentes de guerra. Mientras el gobierno de Yemen y los rebeldes hutíes avanzan en un acuerdo de paz, el Isis provocó entre 30 y 40 muertos con un ataque suicida. El ataque se perpetró en la ciudad de Al Mukala, sureste del país, donde un suicida del Isis causó la matanza de aspirantes a policías. Según un comunicado del Isis difundido por la agencia de noticias Amaq del grupo, un joven, identificado como Abu al Baraa al Ansari, se inflitró en la comisaría de Al Mukala entre los reclutas que esperaban en el patio interior para inscribirse en la fuerza y activó su cinturón de explosivos. El Isis informó que mató a 40 reclutas; sin embargo, fuentes médicas locales informaron de entre 30 y 37 muertos a la prensa y de al menos 25 heridos.

Comentarios