Edición Impresa
Lunes 20 de Junio de 2016

El estado de derecho

El estado de derecho hoy en día nos está apabullando a los argentinos.

El estado de derecho hoy en día nos está apabullando a los argentinos. Con el mismo vemos diariamente que en su nombre se están cometiendo tremendo errores que tarde o temprano todos pagaremos. Porque si bien es cierto que es preferible el peor gobierno democrático que el mejor dictatorial, lo que yo observo es que ahora los dictadores son los abogados, que por el hecho de haber estudiado las leyes, a las mismas ellos las manejan a su mejor conveniencia económica y personal, agrandando como dije con suculentos dineros de sus clientes sus economías. Es evidente de seguir así esta democracia que supimos conseguir estos señores cada vez harán más dinero, como así también la nómina de sus clientes cada vez será mayor. Pero bueno puede ser también una manera de hacer democracia. Por otra parte no hay mal que dure cien años como se dice en el sentir popular y nosotros los argentinos ya llevamos entre gobiernos militares y posteriormente democráticos por lo menos en los años de mi vida, y yo tengo 73 años de manera que me faltarían 27 años más para cumplir con ese dicho popular y tal vez se consolidaría una nación en serio. Pero fíjense este detalle en vez de tener más cárceles para meter presos a estos delincuentes que se están robando todo, cada día tenemos más abogados. Me parece prudente,que la República debería tener otros profesionales,como ser ingenieros, medicos, arquitectos, psiquiatras, etc. Y que lo lógico seria que se armara un consejo de notables a los efectos de evaluar seriamente qué tipos de profesionales necesita el país. Los notables, no necesariamente tendrían que ser todos profesionales, pues algunos también podrían ser figuras empresariales, deportivas, etcétera, es decir cubriendo toda la masa civil que hace a una república en serio. El estado de derecho debe ser para todos, pero lamentablemente como se está aplicando en mi modesto entender favorece a los delincuentes.

Sólo pedimos un gesto

Que algún heroico diputado presente un proyecto para sacarse los fueros. Todos, sin fueros. En la campaña se mostraron sin pecado, honrados, honestos, puros y santos. Quiten los fueros a todo el Legislativo. Necesitamos ese grandioso gesto para terminar con los delincuentes en el Estado. Necesitamos saber que quienes nos representan son lo que votamos: gente buena con buenas intenciones y sueños de un país mejor. Si es así dejen trabajar a la Justicia y permitan que las investigaciones lentas de nuestro país no tengan más interrupciones. Gran gesto que redundará en beneficios para todos en este bendito país. Y también, por qué no, Justicia sin fueros, Ejecutivo sin fueros, democracia sin fueros. Y terminaremos con los ladrones que nos saquearon hasta la tierra, las ilusiones y vaciaron las cabezas y el estomago de tantos argentinos. Sólo un gesto, el que vote en contra sabremos por qué.

Viviana Rojo

DNI 17.413.494


El amor y sus bemoles

"Ama a tu prójimo como a ti mismo"; probablemente el mandato que menos se obedece, y por resultar tan difícil es el que más se obstinan en enunciar todas las sociedades, toda ideología y toda religión. Zygmunt Bauman define el mandamiento que indica amar al prójimo como a uno mismo, como el acta de nacimiento de la humanidad. En vano nuestra sociedad sigue aferrada a la razón del autointerés y a la búsqueda de la privada y mezquina felicidad. En principio vemos como un absurdo el hecho de amar al prójimo, a cualquier prójimo. En todo caso si amo a alguien es porque se lo merece, o porque lo hallo parecido a mí. O sea amo de esa persona la parte ideal que encuentro en mi persona. Este mandamiento desafiando los instintos determinados por la naturaleza, hace que la vida humana se distinga de todas las criaturas vivas. Por consiguiente, aparece el ego como preocupación por protegerla, transformándolo así en el único determinismo incuestionable para dar vida al egoísmo. El egoísmo que actúa como antídoto contra el amor por el prójimo avergüenza, y es un sentimiento contradictorio. Pero indudablemente existe, es real y es la primera exigencia de la vida. Así como amar al prójimo supone una condición suprema para la convivencia, el egoísmo significa la principal fuente de progreso sobre el cual se basa el principio de la competencia. Como ejemplo patético de esta disgregación de virtudes que van desde amar al otro hasta el egoísmo radicalizado, vale recordar en su afán social por respetar los mandamientos, pero sin dañar sus intereses, la frase que dijo una señora de la alta sociedad, muy adinerada : "Por favor, cuando venga la inflación, repártanla entre los pobres".

norbertoivaldi@gmail.com


En memoria del padre

Esta carta es para homenajear a mi papá que se fue hace poco pero nos enseño mucho. Oscar Pecorini leía este diario desde la primera a la última palabra. Sus domingos perfectos eran diario y fútbol. Se merecía que todos supieran que fue una gran persona. Un hombre de bien. Mi ejemplo a seguir de honestidad y trabajo, y mi mayor orgullo. Porque Tomi lo quiere acá, con nosotros, no en el cielo. Porque con él pasaba buenos momentos y los extraña, como él mismo me dijo. Porque teníamos tantos planes. Ni siquiera pudimos cumplir el sueño de viajar en avión a Bariloche. El amaba a su familia aunque le costó siempre demostrar o decir lo que sentía. Muy tímido, y por eso bastante huraño. Vivió siempre pensando en no molestar al otro, en respetar al otro. A veces al extremo del qué dirán, pero era su forma de vivir, donde se sentía mejor. Se fue pronto porque a pesar de tener 75 años tenía muchas ganas de vivir, hijos, nietos y bisnietos por disfrutar, y otros en camino por conocer, pero por cuidarse tanto, una doctora no midió las consecuencias, y un médico hizo mal su trabajo e instaló en su cuerpo un virus que le ganó la batalla después de tres meses. Me hubiera gustado denunciarlos pero él no lo hubiera querido. Era feliz cuando nos juntábamos todos a comer y apenas terminábamos ya buscaba el mazo de cartas para jugar al truco. Ver la familia reunida era lo más para él, aunque se fuera a dormir la siesta, pero sabía que ahí nos quedábamos todos juntos y eso era más que suficiente para él. Nos amaba sin dudas. Por suerte pude decirle que lo amaba pero me quedaron abrazos guardados y momentos por compartir. Agradezco a Dios que me dio a este papá. Yo sé que cada uno siente que tiene el mejor papá del mundo. Abracen, besen, amen a sus viejos, disfrútenlos, sopórtenlos también porque todos tenemos nuestras mañas. Tómense un tiempo para hacer lo que a ellos les gusta. Yo pude hacerlo, pero quedan ganas de más.

Mariana Pecorini


Esto pasó en Roldán

Por razones de tener que realizar un trámite en la ciudad de Roldan aproveche para cobrar en el cajero automático de allí del Banco Santa Fe. Ya hoy la tecnología supera la inteligencia de los adultos mayores, y la escasa movilidad en mis manos hizo que parte de lo que había solicitado de dinero al cajero no lo llegara a poder sacar y se lo "tragó" dejándome absorta y asombrada ante esa impotencia. Pero la suerte estaba de mi lado y se llamo Jorge Muniategui (tesorero de ese banco), quien como estaba observando que yo terminara, para poder hacer sus trámites, fue testigo. Con una educación que hacia mucho tiempo no vivía me indicó para que realizara lo que restaba para que el cajero no me retuviera mi tarjeta. Así lo hice y pude retirar la tarjeta de cobro y escuché sus indicaciones para obtener el dinero retenido. Agradecí con todo mi corazón pero no termina allí el tema, sino que al llamar a la red Link me dijeron que tenía que ir a mi banco de origen de Rosario y hacer la denuncia, pero llamé al banco nuevamente de Roldán y este señor con mayúscula contó el dinero que sobraba del cajero, levantó un acta y el dinero pasó, sin que yo tuviera que molestarme, a mi cuenta nuevamente. Gente como él me hacen ver que en mi hermosa Argentina aún hay honestos, atentos, correctos y por sobre todo respetuosos ante la mole del avance tecnológico que apabulla a los viejos que sumábamos con lápiz y papel. Gracias Muniategui por su accionar, y Roldán mis felicitaciones por tener un personaje tan importante y excelente controlador de su trabajo con esmero y educación.

Martha Chimento


Religión o la política

Desde niño por intermedio de mis padres y de la Iglesia aprendí que el Papa era el conductor espiritual de la grey católica, su misión en la Tierra es la de guiar por el buen camino siguiendo las enseñanzas de Jesús. Con el transcurrir del tiempo me di cuenta que algunos Papas desvirtuaron su función, entrando en campos que no les competen, dando opiniones que podrían tergiversar el pensamiento del que las escucha. Y Francisco lo está haciendo, con las varias entrevistas que le ha concedido a la ex presidenta Cristina, siguiendo con las legiones de La Cámpora, del Frente para la Victoria y los innumerables dirigentes del anterior gobierno, se contradice con los escasos 22 minutos que le dio al actual primer mandatario Mauricio Macri, y más todavía empeoró su gestión no recibiendo a Margarita Barrientos y rechazando una donación del gobierno argentino a una institución por él creada. Lo que no se ha dado cuenta el Papa Francisco, y no creo que por falta de inteligencia, no sólo rechazó la donación al gobierno de Macri, fue mucho más allá, rechazó la donación del pueblo argentino, porque esta es parte de los impuestos que pagamos todos los habitantes, sean católicos o ateos, un error que podría ser aceptable y tolerable de un mediocre, pero nunca de un Papa. Tal vez Francisco esté más interesado en la política que en su verdadera misión que es la de guiar a los seguidores de Cristo.

Manuel Castilla


Ultimas y tristes noticias

El título de "Escándalo político" se suma al de otra página que dice: "Es imposible despegar a De Vido, Néstor y Cristina". El ex secretario de Obras Públicas nacional, ingeniero José López, fue avisado que le iban allanar su casa. Rápidamente fue a esconder las bolsas con millones de dólares, en un convento de General Rodríguez. Fracasó, un vecino vio y llamó al 911. Personalmente, estoy cansado de leer todos los días un nuevo robo del gobierno anterior. Uno puede entender, no justificar, que un funcionario se quede con un vuelto, no que se robe un país. Esto es terrorismo económico, no se puede juzgar como una simple equivocación. No se dieron cuenta, y vaciaron el país. El terrorista, causa estragos en la clase humilde, para provocar caos. ¿Qué están haciendo estos delincuentes? Nuestro pueblo tiene que pagar los robos de estos ladrones, que fueron poder absoluto y se mofaron de los humildes, que creyeron en su discurso. Antes de juzgar, que devuelvan lo robado, y estén en una celda, sin celular ni tratamiento VIP. Es hora de poner la casa en orden y de evitar el caos.

Carlos A. Borisenko

DNI 4.340.294


Comentarios