Educación
Sábado 13 de Agosto de 2016

El encanto y la pasión de construir juguetes

El artesano Diego Percik coordina un taller gratuito donde enseña los secretos de esta atrapante idea.

Construir juguetes que funcionen no significa necesariamente que enciendan luces y hagan sonar alguna melodía. En el taller que ofrece la Biblioteca Estrada, y que también funciona en otros lugares de la ciudad, cada objeto que se crea y diseña logra movimiento a través de un impulso mecánico. "La característica de estos juguetes es que no llevan pilas pero tampoco son estáticos, tienen pequeños mecanismos y transformaciones para lograr el movimiento", destaca Diego Percik, constructor de juguetes a cargo del taller. Trapecistas o personajes que cuelgan sobre un eje, equilibristas, autos que se mueven por el impulso de un globo, aviones, autómatas que repiten una acción son algunos de los juguetes que exhibe el artesano, con los que demuestra que es posible crear objetos diferentes utilizando simplemente papel, una botella de plástico, corcho o alambre.

En el taller se crean objetos tradicionales y otros inventados. "No son juegos con pautas establecidas sino juguetes que pueden contar distintas historias. El juguete artesanal es casi un objeto único porque cada uno lo hace diferente y lo convierte en un objeto bello, que además adquiere movimiento si logramos hacerlo girar sobre su eje, o que tenga uno o dos puntos de apoyo. Muchas personas aprecian este proceso de creación y armado, y que con una botella de gaseosa se pueda construir un avión, o con un corcho y dos palitos crear un trapecista", señala el artesano, además titiritero e integrante del Grupo La hormiga. "A diferencia de los padres que jugaban siempre con lo mismo, hoy cuesta sorprender a los más chicos, que tienen a su alcance infinidad de juguetes que hacen de todo". El taller es una iniciativa que surge del presupuesto participativo, dependiente de la Secretaría de Cultura de la Municipalidad, y puesta en marcha en distintos centros culturales y distritos de la ciudad.

Percik explica el proceso de construcción y armado de un juguete que casi siempre comienza con un pedazo de papel, también señala que tuvo que optar por este material en reemplazo de la madera. "Había que pensar de qué manera estructurar en volumen algo que es plano, entonces empecé a experimentar y enrollar el papel en forma de tubos para lograr rigidez. Luego se completa con telgopor, goma espuma y materiales descartables como botellas y tapitas. Además reemplazamos la cartapesta por cinta de papel, que es más fácil y no requiere de secado", destaca el constructor que primero probó con los títeres y marionetas, y luego con los juguetes.

¿Por qué lo hacen?

El encanto de esta actividad radica en que son los adultos quienes más se animan a crear un juguete, todavía disfrutan del juego y se entusiasman con la idea de que alguien aprecie aquello que hicieron. Docentes, diseñadores y personas interesadas en la plástica participan generalmente de este espacio año tras año. "Muchas personas mayores, se animan al taller con la excusa de hacer un juguete para su nieto. Todos encuentran un para qué, y es la forma de animarse a jugar un poquito". El profesor destaca que también algunos adolescentes se sienten atraídos por esta propuesta.

Sentados alrededor de una de las mesas de la sala de lectura infantil, los integrantes del taller ya armaron una estructura, y ahora pintan el pájaro o tucán que hará de trapecista. Cada uno luego seleccionará los materiales y colores a utilizar. "La dinámica de un taller es que bajo una misma consigna, cada uno pueda transformar esa idea original, utilizando las herramientas y los materiales que ofrece el taller, además de las estrategias constructivas y mecánicas que le permita al alumno a fin de año crear o inventar el juguete que prefiera", remarca Percik.

Con ganas de aprender

Para Luisina esta es su segunda clase, es docente de chicos ciegos y para terminar de armar su juguete pensó trabajar con texturas, aunque hace una aclaración: "Si se utiliza mucha textura en un objeto tan pequeño tampoco se entiende, por eso es necesario tener dos o tres puntos clave para que un chico pueda identificar aquello que está tocando". "Vengo al taller porque me interesa descubrir cosas nuevas y siempre pienso en la posibilidad de adaptarlas", dice la joven acerca de un espacio que asegura la ayuda a distenderse y le gusta compartir.

"Yo también juego", apunta Marta, con pincel en mano, a punto de seleccionar el color para su juguete. Ya hizo un malabarista y un paracaidista, ahora es el turno del pájaro equilibrista. "Este espacio despierta la imaginación y cuando estoy en mi casa y veo algún objeto o desecho, enseguida pienso que puedo transformarlo en un algo más lindo pero también en algo para jugar", destaca la mujer que comenzó a principios de año, entusiasmada con la idea de construir objetos que tuvieran movimiento. A Carolina, ingeniera civil y participante del taller desde hace un tiempo, también le gusta construir. "Me encanta tener contacto con el papel y la plasticola, probar si el mecanismo de un juguete que creamos aquí funcionará o no", señala.

Los más jóvenes del taller también explican el motivo que los trajo hasta aquí. Hace unos meses comenzó Camila (16), y más tarde su hermano Santiago (13), sorprendido al descubrir lo que ella había aprendido en este espacio. "Me encantó el paracaidista que hizo y luego la ayudé a terminar un auto", dice Santiago. En cambio a Camila siempre le gustó el arte y su hermano asegura que además dibuja muy bien. "Siempre tuvimos muchos juguetes de Mc Donalds... esa fue nuestra infancia", dice con gracia la adolescente al referirse a los juguetes con los se entretenía de más chica, y los intereses que ahora la separan de aquella época.


juego1.JPG

Los espacios donde aprender

Ls talleres de construcción de juguetes son gratuitos y con cupo limitado, pueden participar adolescentes, jóvenes y adultos.

• Biblioteca Estrada, lunes de 16 a 18, en Servando Bayo 799, teléfono 4804678.

• Club Atlantic, lunes de 18.30 a 20.30, en Lavalle 936, teléfono 153478735.

• Distrito sur, martes de 18 a 20, en Uriburu 637, teléfono 4809890.

• Centro cultural Don Goyo, miércoles de 15.30 a 17.30 hs. Pje. Puerto Belgrano 123 bis, teléfono 153998099 ó 156-361361.

• Escuela Latinoamérica. Rodríguez 2842 (no hay cupos).

• Taller de entrenamiento, manipulación y puesta en escena con títeres. Jardín de los Niños, martes de 15 a 17, Parque Independencia, teléfono 153478735.


Comentarios