Edición Impresa
Sábado 27 de Noviembre de 2010

El empuje de la obligatoriedad

La educadora Alicia Ligabue dice que la obligatoriedad del secundario fue el gran aporte que hizo el sistema para colaborar en la inclusión educativa. Esto porque ayuda a pensar que todos deben estar en la escuela, "empuja para que todos estén adentro". La discusión que sigue es cómo lograrlo y la obligatoriedad genera un buen momento para la transformación. La especialista prefiere hablar de una sola y única escuela, más que de un sistema especial y separado para este nivel. "Nosotros estamos necesitando una escuela única para todos, comprensiva, generosa", expresa.

La educadora Alicia Ligabue dice que la obligatoriedad del secundario fue el gran aporte que hizo el sistema para colaborar en la inclusión educativa. Esto porque ayuda a pensar que todos deben estar en la escuela, "empuja para que todos estén adentro". La discusión que sigue es cómo lograrlo y la obligatoriedad genera un buen momento para la transformación. La especialista prefiere hablar de una sola y única escuela, más que de un sistema especial y separado para este nivel. "Nosotros estamos necesitando una escuela única para todos, comprensiva, generosa", expresa.

Opina entonces que "son bienvenidas todas las experiencias que puedan aportar a la inclusión en la escuela secundaria". Considera que más allá del nombre que reciban, estos espacios pensados para acompañar la integración escolar de los adolescentes y jóvenes, deben funcionar a contraturno, "como aquellas maestras particulares que ayudaban cuando a alguien no le iba muy bien en la escuela".

Comentarios