Edición Impresa
Domingo 24 de Abril de 2016

El embajador que se adaptó rápido

La entrevista que le hicieron a Miguel Del Sel en Panamá debería figurar en el podio de las más desopilantes. Las respuestas del ex Midachi son más o menos las habituales en él, pero esta vez la entrevista se la hacían como embajador en Panamá.

La entrevista que le hicieron a Miguel Del Sel en Panamá debería figurar en el podio de las más desopilantes. Las respuestas del ex Midachi son más o menos las habituales en él, pero esta vez hay una diferencia con todas las demás: la entrevista se la hacían como embajador argentino en Panamá. Allí Miguel cuenta que en un mes jugó cuatro veces al fútbol, que fue a ver un partido de la selección de ese país y que incluso filmó el gol, de su relación con Rubén Blades y con Roberto “Mano de piedra” Durán. Incluso dijo que ya se hizo hincha de un club de ese país. Tanta empatía siente con su destino diplomático que no dudó en afirmar que “en otra vida debo haber sido panameño”. A juzgar por lo cómodo que se siente y las anécdotas que cuenta, no caben dudas de que su designación ha sido un gran acierto.

Una panelista contra la hipocresía

Ursula Vargues, modelo y panelista en programas de televisión, no se escapó por la tangente: admitió públicamente que consumió éxtasis en fiestas electrónicas. Claramente conmocionada por la tragedia de Costa Salguero, advirtió que hay funcionarios que saben lo que pasa en las fiestas; sin embargo, pidió no estigmatizar a determinado tipo de música ya que “la droga está en todos lados”. Después se pronunció a favor de la despenalización de todo tipo de drogas y consideró que no cree que “la gente se drogue más porque sea legal”. Y pidió que muchos se saquen las caretas: “Está lleno de hipócritas, pero vos la conocés y sabés que lo hicieron. La única manera de ayudar es decirlo. Si lo hiciste y sabés, decilo”.

El camionero que sale a la cancha

Hugo Moyano está hiperactivo. El viernes es uno de los que convoca al acto por el Día de los Trabajadores; está trabajando activamente por la reunificación de las CGT y mal no le va como presidente de Independiente. Pero va por más: el líder de los camioneros quiere ser el nuevo titular de la AFA. Parece que se decidió a dar la pelea y anunciaría su candidatura en los próximos días; no le preocupa, incluso, que en la vereda de enfrente esté el caballo del comisario, Marcelo Tinelli. Moyano está trabajando para encolumnar detrás de su candidatura a algunos de los dirigentes con mayor predicamento en el mundo del fútbol.

Comentarios