El Mundo
Viernes 01 de Julio de 2016

El ejército de EEUU admite a transgéneros en sus filas

El Pentágono terminó con la prohibición. Los ciudadanos que quieran servir a su país deben recibir la oportunidad de hacerlo, se explicó

El secretario de Defensa de Estados Unidos Ashton Carter levantó ayer la prohibición para que las personas transgénero se incorporen a filas de las Fuerzas Armadas. "Estamos haciendo lo correcto para nuestro pueblo y para la fuerza", señaló el funcionario en un comunicado. "Estamos hablando de talentosos estadounidenses que están sirviendo con distinción o que aspiran a tener la oportunidad de servir. No podemos permitir la existencia de barreras sin relación con calificaciones y que impidan contratar y retener a aquellos que mejor pueden cumplir la misión", destacó. uando a partir del 1º de octubre próximo, un médico reconozca que un cambio de identidad sexual es "médicamente necesario" para un militar, el ejército brindará a esa persona "los cuidados y el tratamiento" adecuados para conseguirlo, indicó el Pentágono. El Departamento de Defensa preparaba esta decisión desde hace un año. Carter pidió a sus servicios que estudiaran el tema, tras haber vertido una opinión favorable. El ministro repite habitualmente que aspira a abrir al máximo el abanico para captar nuevos reclutas y atraer los mejores talentos.

En enero fueron levantadas las últimas barreras para el acceso de mujeres a puestos de combate. En 2011, el gobierno de Barack Obama ya había otorgado a los homosexuales el derecho a servir sin tapujos en el ejército, aboliendo la ley "Dont ask, dont tell" ("no preguntes, no cuentes nada") de 1993. Según Human Rights Campaign, la principal asociación de defensa de los derechos de las personas transgénero, éstas llegarían a unos 15.000 en filas del ejército, sobre un total de 1,3 millón de efectivos.

Carter sostuvo en julio de 2015 que iba a derogar la prohibición, que calificó de arcaica. El funcionario siempre argumentó que las fuerzas armadas deben ser más inclusivas para poder atraer a los mejores soldados. En ese entonces, ordenó la realización de extensas investigaciones médicas y científicas y diálogos con otras naciones y compañías que hayan tenido experiencia con ese tipo de modificaciones. Fuentes allegadas dijeron que Carter quería asegurarse de que no habrá un impacto negativo sobre la eficacia de las unidades militares, pero que con el tiempo se mostró frustrado por la lentitud del proceso.

Comentarios