Economía
Viernes 17 de Junio de 2016

El "efecto Macedo"

Juan Manuel Urtubey es visto desde hace mucho tiempo como una rara avis de la polítca por su escaso apego a los títulos altisonantes y un porte que, en apariencia, poco tiene que ver con su edad. Habituado a los trajes cruzados, al peinado prolijo y a cierto aburrimiento discursivo, el gobernador salteño, sorpresivamente, se convirtió en el chico de la tapa de las revistas de chismes por su romance con la actriz Isabel Macedo.

Juan Manuel Urtubey es visto desde hace mucho tiempo como una rara avis de la polítca por su escaso apego a los títulos altisonantes y un porte que, en apariencia, poco tiene que ver con su edad. Habituado a los trajes cruzados, al peinado prolijo y a cierto aburrimiento discursivo, el gobernador salteño, sorpresivamente, se convirtió en el chico de la tapa de las revistas de chismes por su romance con la actriz Isabel Macedo.

"Es una cosa distinta. Yo milito desde los 16 años en política, toda la vida me formé en esto. Es como que me parece raro, pero así son las cosas en la vida", le responde Urtubey a este diario tras ser consultado sobre esa relación.

Pero, al tiempo que el salteño ganaba centimetraje y fotos en las revistas y programas de media tarde, empezaron también las críticas desde la política.

La más explicita a la hora de las objeciones fue Elisa Carrió, quien en los programas políticos dijo sin nombrarlo que era "un romance para hacerse conocido"

"La quiero mucho a Lilita, nos conocemos hace mucho tiempo y la voy a respetar siempre. Tiene una propensión a caer en categorías autoritarias: aquello en lo que no cree está todo mal y lo que cree está todo bien. Tengo una mirada distinta, pero la quiero mucho", manifestó el mandatario salteño , luego de su disertación en la Bolsa de Comercio.

"Efectivamente tengo muchas ganas de casarme con Isabel Macedo. A veces, con la exposición que eso provoca, siento una gran incomodidad. En algunos lugares soy el novio de alguien", dijo luego Urtubey. Para él, con los nuevos tiempos políticos se abre una oportunidad en el rompecabezas del PJ.

Comentarios