Tragedia aérea en Colombia
Miércoles 30 de Noviembre de 2016

El dueño de Lamia afirmó que piloto podía haber descendido en Bogotá para reabastecerse de combustible

Gustavo Vargas, propietario de la empresa que llevaba a toda la delegación de Chapecoense a Medellín, afirmó no entender porque el piloto no hizo eso cuando tenía esa posibilidad.

El piloto Miguel Quiroga, que conducía el avión que transportaba al plantel del club Chapecoense y que se estrelló en cercanías de Medellín "tenia la opción de recargar combustible en Bogotá antes de arribar a su destino", afirmó el director general de la aerolínea Lamia Gustavo Vargas.
En declaraciones al canal boliviano Unitel, Vargas contó que Quiroga también era uno de los propietarios de la aerolínea y contaba con puntos para recargar combustible que estaban establecidos en el plan de vuelo.
"Tenemos alternativas, una alternativa cercana era Bogotá y si él (el piloto) veía que tenía una deficiencia de combustible, tenía toda la potestad de entrar a reabastecer", aseguró el empresario.
Es que el piloto declaró falta de combustible en su comunicación con la torre de control del aeropuerto de Río Negro, en Medellín, momentos antes de declararse en emergencia por falla eléctrica total.
Quiroga pedía prioridad de paso y que les dieran los vectores de las coordenadas para poder aterrizar al anunciar que "tenía un problemita de combustible".
La operadora de la torre de control de Medellín insistía en que no podía ubicarlo en el radar y que le diera su ubicación para darle las coordenadas.
"Inicialmente estaba previsto que la aeronave recargue combustible en la ciudad boliviana de Cobija (norte), fronteriza con Brasil, pero esto quedó descartado por falta de tiempo", aseguró Vargas.
Y añadió: "Lastimosamente no pudimos reabastecer en Cobija, que era el punto inicial, porque al no haber logrado el vuelo desde Brasil, tuvimos que contratar otro chárter y se nos hizo tarde, Cobija no trabaja en la noche".
Según el presidente de la aerolínea, el piloto Miguel Quiroga era uno de los dueños de Lamia Bolivia.
En otras declaraciones publicadas por el diario Página Siete, Vargas dijo que el piloto "tomó la decisión de no entrar (a Bogotá) porque pensó que le alcanzaba el combustible. Se trata de un piloto de mucha experiencia que hizo su entrenamiento en Suiza".
"Tenemos que investigar por qué tomó la determinación de irse en forma directa a Medellín", dijo Vargas.
En el siniestro aéreo, ocurrido en Colombia, murieron 71 personas, entre las que figuran futbolistas del Chapecoense brasileño que viajaba a Colombia para jugar esta noche la final de la Copa Sudamericana.
El equipo llegó el lunes a la noche a la ciudad boliviana de Santa Cruz en una aeronave de la estatal Bolivia de Aviación (BOA) para luego embarcarse en la nave de Lamia, dedicada a hacer vuelos chárter para clubes y selecciones de fútbol.

Comentarios