Ovación
Lunes 16 de Mayo de 2016

El día más feliz para Adiur

Consiguió un histórico ascenso al Federal B en Charata por penales, con un Leguizamón colosal.

Adiur enmudeció ayer al Coliseo Rojo de Charata (Chaco) al lograr el ascenso al Torneo Federal B. Los penales fueron el complemento para una tarde inolvidable con más de 2.000 personas que se acercaron hasta el estadio. Fue la tarde en la que triunfó el fútbol y en el que la gran figura fue Juan Cruz Leguizamón.

Desde el inicio Juventud se hizo dueño de la pelota e intentó llegar al arco defendido por Leguizamón.

Fernando Cejas peinó una pelota al gol pero en la línea la defensa de Adiur alejó el peligro.

A los 15 gritó el local. Un centro de Cristian Toledo rebotó en el defensor Alejandro Zucolotti y se metió en el fondo del arco. Gol y delirio en las tribunas locales.

La visita no se amilanó y fue a buscar el empate. Lo tuvo Franco Oviedo y la tiró arriba del travesaño. Poco después Petrovelli cabeceó e hizo lucir a Darío Cerrano. En el complemento hubo más garra que fútbol. Se hizo muy peleado y cada cruce era al límite.

Petrovelli remató un tiro libre con calidad pero fue enorme la atajada del arquero Cerrano, que la tiró al córner.

Por arriba el local encontraría el segundo. Cristian Toledo metió un centro, la defensa de Adiur durmió la siesta y Juan Maciel cayéndose y de cabeza estampó el segundo. Locura roja.

Juventud ya estaba en los penales pero iba por más y lo pudo ganar cuando Fernando Cejas enfiló solo al arco de Leguizamón y la tiró a las nubes.

No hubo tiempo para seguir intentando. En la lotería de los penales Adiur lo ganó por tener a un gigante como Juan Cruz Leguizamón que tapó los remates de Carlos Galarza, Braian Barrio y Oscar Díaz Guerrero.

El héroe tuvo que atajar tres para llegar al festejo

La definición por penales fue de locos. La serie terminó 5 a 5 (Petrovelli, Isnaldo, Acoglanis, Alarcón y Bertonatti) y en el inicio del mano a mano, el héroe Leguizamón le detuvo el disparo a Galarza. Rivas tuvo la primera chance de festejo pero la tiró muy desviado. Luego marcó Selfi y el propio arquero rosarino convirtió para luego atajar el disparo de Barrios y generar una nueva oportunidad, que desperdició González Hernández (se lo atajaron). Siguió una conversión de cada uno (Filipini) y de nuevo el uno la desvió a Díaz Guerrero. En la 3ª, Brian Otero no perdonó y Adiur celebró.

Comentarios