Edición Impresa
Sábado 28 de Junio de 2014

El deterioro de caminos rurales suma costos a la producción

La deficiencia en rutas y accesos afectan la rentabilidad de la lechería, la ganadería y la agricultura, con pérdidas estimadas en un 20 por ciento.

La falta de caminos e infraestructura vial en la provincia de Santa Fe se ha transformado en uno de los factores de mayor incidencia en la eficiencia productiva. El ranking lo encabezan los segmentos más afectados, como la lechería, los feed lots (ganadería) y en tercer lugar, toda la logística que genera la siembra, cosecha y traslado de los granos.

En números, esta deficiencia representa cerca de un 20 por ciento de pérdida productiva por año en condiciones normales, ya que cuando se presenta una eventualidad por clima, como exceso de agua y anegamientos, la cifra llega a trepar encima de un 25 por ciento.

"Es injusto, si se piensa que la producción primaria ha hecho un gran esfuerzo en tecnología, mejorar los tiempos, avanzar en genética, y todo esto lo pierde porque las vías de transporte no son adecuadas", explicó Juan José Bertero, administrador de Vialidad Provincial.

El ex ministro de la Producción, remarcó que se está trabajando para reinstalar la política vial como una cuestión de Estado, con posibilidades de desarrollo en del transporte terrestre, fluvial y férreo para los próximos años.

El auge de la producción agropecuaria y el desarrollo portuario de la región ha cambiado el esquema de utilización de los corredores, transformando las rutas provinciales en circuitos más federales, por donde se canaliza el traslado de casi toda producción del país.

Sin embargo, la dimensión y el volumen de recursos para administrar una red vial acorde al crecimiento productivo y el desarrollo de Santa Fe, cada vez más se instala como una nueva preocupación para la próxima década. Por ahora, se habla de una inversión gradual con una instancia de recuperación de caminos que en territorio santafesino tiene un piso inicial de cinco años. Para muchos la idea suena a paliativo, ya que se proponen tareas de reparación, que no se ajustan a las necesidades actuales de ensanchamientos de calzadas y mayor seguridad. Desde el sector agropecuario, el reclamo está centralizado en rol estratégico de las rutas provinciales a nivel nacional. "Nuestra provincia aportó el año pasado a la Nación, 7.000 millones de pesos por retenciones, lo que demuestra el rol vital de estas arterias", manifestaron varios actores de los segmentos productivos.

Inversión millonaria. En Santa Fe, las rutas de tierra provinciales son el primer eslabón por donde se saca la producción. Estas se complementan con las rutas asfaltadas que conforman una red de 4.500 kilómetros, que se encuentran en un estado de conservación regular. Se estima que reparar todas las conexiones, podría demandar una inversión global de 6 mil millones de pesos. A esto, habría que sumarles otros 9.000 kilómetros de trazas de tierra, de los cuales 5.300 kilómetros mantienen un tránsito productivo constante.La inversión requiere cerca de 800 mil a 1 millón de pesos por kilómetro de tierra para encontrar un equilibrio.

Comentarios