Economía
Domingo 28 de Agosto de 2016

El desempleo juvenil en el país y América latina

En sintonía con eso, la tasa de desempleo en ese segmento fue del 18,9%, casi diez puntos más que el porcentaje de desocupación en todo el país fue para el segundo trimestre de este año un 9,3%.

La última medición de indicadores laborales que difundió durante la semana el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) da cuenta de la vulnerabilidad que presenta la población joven, menor de 30 años. Según estos datos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) para el segundo trimestre del año, la tasa de empleo en la población de 14 a 29 años es del 38,5%, casi 14 puntos menos que la tasa total, que fue del 52,4% para todo el país.

En sintonía con eso, la tasa de desempleo en ese segmento fue del 18,9%, casi diez puntos más que el porcentaje de desocupación en todo el país fue para el segundo trimestre de este año un 9,3%. Estos datos, en el marco de una tasa de actividad _ calculada como porcentaje entre la población económicamente activa y la población total de referencia_ entre la población más joven es del 47, 5% contra 57,8% del total.

El mismo día, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) presentó en Ginebra sus cálculos sobre desempleo juvenil a nivel global. Estimó que América latina tendrá el índice más alto del mundo: el 16,8% en 2016 y el 17,1% en 2017. A la luz de los datos del Indec, en el caso argentino se quedó corto.

El primer informe sobre empleo que difundió el Indec durante la gestión de Mauricio Macri confirmó las previsiones sobre la grave situación del mercado laboral. A nivel nacional, la tasa de desocupación llegó a 9,3%, a décimas de los dos dígitos. En Rosario saltó al 11,7%, el nivel más alto de todo el país y también el más elevado desde el segundo trimestre de 2006.

Las cifras que se dieron a conocer corresponden al período que va entre abril y junio de este año. En el mismo período, pero del año pasado, el Indec midió un desempleo del 6,6% a nivel nacional y de un 8,3% en el Gran Rosario.

El ministro de Producción de Santa Fe, Luis Contigiani, advirtió hace unas semanas que, según sus estimaciones, la desocupación llegaría a dos digitos a nivel nacional sobre el fin de año.

Con toda la prevención con la que se deben tomar las comparaciones con las estadísticas difundidas por el Indec de la era Moreno, las cifras que describen el mercado de trabajo de Rosario presentan peores indicadores que los que dejó la crisis de 2009, el peor momento de la región durante la posconvertibilidad.


Comentarios