Cámara de Diputados
Domingo 26 de Junio de 2016

"El descanso dominical fue una irresponsabilidad de la Legislatura", disparó el diputado radical Galdeano

Lo planteó el diputado radical Galdeano, uno de los pocos legisladores que votó en contra de la norma que debuta la semana próxima.

"La ley de descanso dominical de Santa Fe fue un acto de irresponsabilidad de los legisladores que la votaron", disparó el diputado radical Julián Galdeano, uno de los pocos que votó en contra de la norma. El flamante presidente de la UCR santafesina recordó que en el debate había planteado "que el tema era de competencia federal y si se quería regular horario de apertura y cierre de comercios lo debían hacer los municipios". Para Galdeano, la litigiosidad que disparó la ley y los 131 despidos de grandes supermercados "era algo totalmente previsible, y estimo que aún puede ser peor por la inseguridad jurídica que se generó".

A una semana de que entre en vigencia en Rosario la adhesión local al descanso dominical, la polémica sobre la legalidad de la norma sancionada por la Legislatura y su correlato en el Concejo se incrementa hora tras hora.

Hace un año y medio el texto fue debatido inicialmente en la Cámara de Diputados de Santa Fe, donde obtuvo media sanción. Después el Senado le introdujo cambios, regresó a la Cámara baja y fue sancionada finalmente el 6 de noviembre de 2014.

Galdeano y el resto del bloque radical votó en contra junto con el diputado Raúl Fernández (Unión PRO). "La ley que salió fue un acto de irresponsabilidad de los legisladores que la votaron. En el debate dijimos que la regulación de la jornada laboral modifica la ley de contrato de trabajo y es competencia federal, del Congreso de la Nación", remarcó.

El legislador provincial agregó: "Si, como algunos pretenden, se buscó regular sólo horarios de apertura y cierre de locales comerciales, esa facultad es de los municipios. Debía haber salido con una ordenanza del Concejo de cada ciudad, pero no adhiriendo a una ley provincial, que es inconstitucional porque la Legislatura no tiene competencia sobre el tema".

Para Galdeano, "lo que está pasando ahora, con una adhesión próxima a implementarse pero judicializada y con despidos en el medio, era algo ciento por ciento previsible. Lo dijimos en su momento. Lamentablemente no nos escucharon".

Según el flamante presidente de la UCR provincial, "el panorama puede ser aún peor en el corto plazo. La inseguridad jurídica que abrió esta ley junto a las adhesiones en distintas ciudades no tiene por ahora definición judicial y lamentablemente en el medio están los trabajadores", lanzó, no descartando que se produzcan más despidos o freno a nuevas inversiones.

Galdeano lamentó que "un derecho legítimo de los gremios y los trabajadores fue mal abordado y surgió una ley inconstitucional. En los hechos puede terminar siendo una primera batalla perdida, ya que lo debe debatir el Congreso nacional y esto puede sentar un mal antecedente si la norma es declarada inconstitucional por la Corte Suprema".

El referente del radicalismo aclaró que, en un eventual debate nacional sobre descanso dominical, su posición "sería proclive a que se sancione, para todos los trabajadores y de todo el país".

Luego fue más allá y también cargó contra la ordenanza de adhesión que aprobó el Concejo rosarino. "Es una norma discriminatoria, porque apunta a un sólo rubro y a locales de determinados metros cuando el derecho que se busca tutelar, el descanso dominical, debería ser para todos los trabajadores de la ciudad".

La posición de Galdeano fue replicada en el debate local por el referente de su espacio en la ciudad, el concejal Martín Rosúa.

El edil, que integra el interbloque del Frente Progresista votó en contra de la propuesta de adhesión, pese a que el resto de los concejales de la coalición gobernante en la ciudad acompañó el despacho de mayoría. Y advirtió sobre sus puntos débiles y efectos no deseados cobre el empleo.

Comentarios