Edición Impresa
Sábado 28 de Junio de 2014

El desafío de salir a dar pelea para captar una demanda creciente

Acentuar las estrategias para ganar los mercados internacionales, fundamentalmente el sudeste asiático que se perfila como la región más demandante de alimentos, es uno de los principales desafíos de la ganadería argentina y de la cadena cárnica.

Así lo consideraron distintos referentes de la actividad, quienes convocados por Rosgan, aportaron su mirada sobre las tendencias de la actividad.

Ernesto Ambrosetti, de la Sociedad Rural Argentina, dijo que luego de 2015 llegará un periodo donde considera que habrá un país más confiable para las inversiones, competitiva y que fundamentalmente se podrá insertar en los mercados internacionales.

En tanto, Juan Carlos Eiras, de la Cámara de Argentina de Feedlot, destacó la necesidad de los ganaderos de tener un panorama cierto de exportaciones para el sector. Mientras que Jorge Torelli, de Industrias Mattievich y el Ipcva, señaló que en el futuro hay que tender los canales para poder llegar al sudeste asiático que es el lugar desde donde provendrá la gran demanda.

Durante casi dos horas y ante una platea de ganaderos en el marco de Agroactiva, los tres panelistas presentaron informes y datos económicos acerca de cómo está hoy el sector y el escenario futuro. Ambrosetti subrayó que en el mediano plazo quienes tendrán más oportunidades de responder a la gran demanda que se espera serán los países emergentes. En ese sentido, agregó que la inversión anual en ganadería es asombrosa, ya que alcanza los 101.594 millones de pesos anuales, lo cual la pone por encima de lo que se invierte incluso en agricultura.

Por lo tanto apuntó que el sector está preparado para atender la futura demanda, incluso señaló que la Sociedad Rural tiene como misión aumentar la oferta de carne, asegurando el mercado interno e incrementando su participación en el mercado global. Respecto de este tema señaló un dato poco alentador: este año Argentina cayó un puesto más en el ranking de exportadores de carnes. "Hoy estamos en el puesto 12 ya que nos superó Bielorrusia", recordó.

Por su parte, Eiras también habló de la gran inversión que están haciendo algunas empresas que están logrando muy buenos productos, pero señaló la preocupación que hay en el sector por la faena de los novillos y terneros en muy bajo peso. "Esto es por una gran falta de expectativa que tiene hoy el productor".

El directivo de la Cámara de Feedolt explicó que el país tiene todo para estar compitiendo en el mundo. "Tenemos la producción, tenemos calidad, tenemos la industria con buena capacidad instalada, tenemos aprobado la sanidad para estar en Europa, pero nos falta la decisión política", subrayó y además añadió que "hay una gran oportunidad en la Cuota 481 que tienen valores superiores a la Hilton".

Por último, Torelli coincidió en la gran necesidad de exportar y pidió que no se demonice el mercado interno ya que es muy fuerte en el negocio. "Esta tradición de comer carne de los argentinos es muy importante para complementar luego con la exportación", dijo.

Respecto al peso de los terneros al momento de la faena, estimó que está en el orden de los 200 kilos y el 62 por ciento de la faena es en este momento de animales livianos. Por último, remarcó que hay que estar preparado para la futura demanda y que será necesario proyectar "de qué modo vamos a salir a competirle a Australia para poder llegar con nuestro producto a menor precio hasta el sudeste asiático sin pasar por Europa".

Comentarios