Edición Impresa
Sábado 30 de Abril de 2016

El derecho a una vida integral y plena

La ley de educación nacional (26.206) promueve en sus fines y objetivos la garantía de una educación integral "que desarrolle todas las dimensiones de la persona y habilite tanto para el desempeño social y laboral, como para el acceso a estudios superiores". También menciona entre sus metas las de "asegurar condiciones de igualdad, respetando las diferencias entre las personas sin admitir discriminación de género ni de ningún otro tipo" y "brindar a las personas con discapacidades, temporales o permanentes, una propuesta pedagógica que les permita el máximo desarrollo de sus posibilidades, la integración y el pleno ejercicio de sus derechos".

Para Luciano Palazesi estos objetivos mencionados en la norma de alcance nacional son una meta diaria de trabajo personal y profesional. Participa activamente de organizaciones no gubernamentales destinadas a promover los derechos de las personas con discapacidad e impulsar la inclusión educativa y social. Además de mostrar con su experiencia de vida la posibilidad de superar los obstáculos de la discriminación.

Ha recibido numerosas distinciones y premios que reconocen su empeño de superación y sus logros académicos. "Los premios son muy lindos, un halago, pero hay que seguir, hay que mejorar y hay que mostrarle a la sociedad que se puede ante las limitaciones", confió en una entrevista realizada por este medio (3 de marzo de 2011) al recibir el Premio Bienal Alpi (Asociación de Lucha Contra la Parálisis Infantil) que distingue a diez personas con discapacidad motora destacadas por su esfuerzo de superación personal e inserción social. Y cada vez que tiene la posibilidad, Luciano reclama mayor conciencia a la sociedad ante la discapacidad. Esto es: no mirar la diferencia antes que a la persona y facilitar el acceso a una vida plena.

Comentarios