Economía
Domingo 18 de Septiembre de 2016

El debate que no saldó el mini Davos

El gobierno nacional colocó una letra en pesos a septiembre de 2018, con pagos de intereses semestrales, a una tasa del 21,2% anual.

El gobierno apuesta a un dólar a $23,53 para el final de su mandato en diciembre de 2019. Una parte del mercado acopia dólares por que lo ve barato, otra parte se posiciona en pesos. ¿Quién tiene la verdad?

El gobierno nacional colocó una letra en pesos a septiembre de 2018, con pagos de intereses semestrales, a una tasa del 21,2% anual. Una letra en dólares a 120 días se colocó a una tasa del 3,09% anual. ¿Por qué tanta diferencia?

En el mercado la mayoría de los inversores aman y prefieren al dólar como atesoramiento. A pesar de que, en los últimos años, atesorar dólares no fue un buen negocio. En agosto los inversores individuales compraron u$s 1.567 millones, casi un 5% del total de reservas. El 47% de las compras se realizaron por montos inferiores a los u$s 10.000, eso quiere decir pequeños ahorristas.

Otro dato es que la demanda de dólares para turismo crece todos lo meses. En agosto ascendió a u$s 690 millones, lo que muestra que viajar al exterior sigue siendo económico, respecto de los valores locales. Quien pudo ahorrar para el pasaje de avión no duda en vacacionar afuera

Por otro lado, hay inversores que desean apoyar al gobierno y se sienten muy cómodos con un tipo de cambio bajo, y tasas altas en términos reales. Las licitaciones de letras del Banco central, y bonos del tesoro han sido un éxito. El presidente del Banco Central apuesta a una tasa de inflación del 6,9% anual para el año 2019, y dice públicamente que una tasa de inflación del 1% mensual es elevadísima.

En el gobierno hay dos visiones diferentes. Hay ministros que dicen que hay que acelerar la baja de tasas para generar una rápida reactivación. Por otro lado, el presidente del Banco Central no desea apresurarse en el combate contra la inflación, y baja lentamente los tipos de interés.

Lo que nadie aporta al debate, es ¿Qué pasaría si la tasa baja abruptamente?, ¿Seguirían invertidos en letras por un total de $ 640.000 millones?, o se pasarían al dólar de $ 15,30.

Lo que nadie quiere expresar, es si el dólar esta caro o barato. Trataremos de aproximarnos a una reflexión respecto a este tema.

Comentarios