Policiales
Viernes 24 de Junio de 2016

El crimen de Saladillo fue un ajuste de cuentas

El fiscal Pablo Pinto se refirió ayer al crimen ocurrido la tarde del miércoles, cuando un hombre ejecutó de al menos siete disparos a Nora Graciela Oroño en la puerta de su casa de barrio Saladillo.

El fiscal Pablo Pinto se refirió ayer al crimen ocurrido la tarde del miércoles, cuando un hombre ejecutó de al menos siete disparos a Nora Graciela Oroño en la puerta de su casa de barrio Saladillo.

Este diario consultó al funcionario si el hecho podría estar conectado con el homicidio de Matías Hernán "Cuatrerito" Franchetti, el barra brava de Newell's asesinado el pasado 7 de junio frente al Coloso del Parque. Es que en marzo de 2014 uno de los hijos de Oroño, Gerardo Yosti, fue detenido junto a dos hermanas de Cuatrerito en un procedimiento donde se halló un laboratorio de drogas y 16 kilos de cocaína.

En ese sentido Pinto respondió: "No sabemos si concretamente está relacionado con esa detención o ese hecho, pero es una de las informaciones que trabajamos con otros fiscales para avanzar en la investigación, ya sea vinculándola o descartándola".

Respecto a la declaración del marido de Oroño, que estaba en la vivienda al momento del homicidio, Pinto indicó: "Aportó mucha información, que por el éxito de la investigación tratamos de reservar".

"En el caso de la víctima no tenía antecedentes relevantes, pero algunos de sus familiares sí, y esa es información la estamos chequeando en busca del móvil". Lo que se cae de maduro, dijo Pinto, es que "por la mecánica del hecho está prácticamente descartado el móvil de robo y se acerca más a un ajuste de cuentas".

Comentarios