Economía
Jueves 10 de Noviembre de 2016

El consumo de carne vacuna cayó 8,3 por ciento

El consumo de carne vacuna por habitante fue de 55 kilogramos promedio en los primeros diez meses del año, y cayó 8,3 por ciento interanual.

El consumo de carne vacuna por habitante fue de 55 kilogramos promedio en los primeros diez meses del año, y cayó 8,3 por ciento interanual.

A la inversa, en el mismo período las exportaciones llegaron a 204.500 toneladas de carne con hueso, y se ubicaron 16,2 por ciento por encima del nivel registrado en el lapso enero-octubre de 2015.

El consumo interno absorbió 90,6 por ciento de la producción total, es decir 1,963 millones de toneladas con hueso, lo que implicó una retracción de 7,4 por ciento interanual.

"De acuerdo con las estadísticas del Senasa, en septiembre las exportaciones de carne vacuna totalizaron 13.945 toneladas y marcaron el tercer registro más alto del año (quedando detrás de las certificadas en mayo y en agosto) y en relación a un año atrás resultaron casi 30 por ciento superiores". Así lo informó la Cámara de Industria y Comercio de Carnes de la República Argentina (Ciccra), que dirige Miguel Schiariti, en su informe mensual.

Sube el pollo. También señaló que en la comparación interanual, ahora la carne aviar fue la que mostró el mayor encarecimiento, con 45,6 por ciento; en cambio, el precio de la carne vacuna subió 41,9 por ciento y el de la carne porcina hizo lo propio en un 31 por ciento.

Respecto de los datos vertidos en el reporte, se confirmó que el proceso de retención de vientres ya lleva 20 meses consecutivos.

La industria frigorífica faenó 991 mil cabezas de hacienda vacuna durante octubre de 2016, nivel que resultó apenas 3,2 por ciento superior al promedio mensual del corriente año y que se mantuvo por debajo del correspondiente a octubre de 2015 (-1,8 por ciento).

En tanto, la faena de machos descendió 4,1 por ciento con relación a octubre del año pasado, mientras que la de hembras creció el 1,7 por ciento. La importancia de las hembras en la faena total, en consecuencia, creció con respecto a lo observado doce meses atrás, se dijo.

"Pero, no obstante ello, el proceso de retención de vientres continuó su curso y acumula 20 meses ininterrumpidos; en el décimo mes del año la participación de las hembras en la faena total fue de 41,7 por ciento", sostuvo el informe.

Al considerar los primeros diez meses del año, la faena total fue de 9,61 millones de cabezas, cayó 6,1 por ciento en términos interanuales. En el acumulado del año la producción sólo alcanzó a 2,168 millones de toneladas, volumen que resultó 5,6 por ciento menor al registrado en igual lapso del año 2015.

Comentarios