La ciudad
Sábado 29 de Octubre de 2016

El Concejo aprobó medidas para apuntalar al sector de la construcción

El Concejo aprobó una ordenanza que vincula el trámite de la denominada visación previa con el permiso de edificación posterior, a los fines de otorgar previsibilidad y certeza jurídica para evitar conflictos que suelen suscitarse a la hora de emitir las autorizaciones finales en Rosario, especialmente para los pequeños y medianos constructores y desarrolladores.

El Concejo aprobó una ordenanza que vincula el trámite de la denominada visación previa con el permiso de edificación posterior, a los fines de otorgar previsibilidad y certeza jurídica para evitar conflictos que suelen suscitarse a la hora de emitir las autorizaciones finales en Rosario, especialmente para los pequeños y medianos constructores y desarrolladores.

La iniciativa, impulsada por el concejal radical Martín Rosúa, tiene por objetivo simplificar trámites y ahorrar dinero, apuntando básicamente a reactivar la construcción y generar empleo.

El proyecto que recibió el aval de la mayoría de los concejales, dispone que los derechos adquiridos con el otorgamiento de la de visación previa se mantengan a la hora de otorgar el permiso de edificación, siempre que la primera se encuentre vigente dentro de los plazos establecidos.

Según explicó Rosúa, este proyecto apunta de lleno a solucionar inconvenientes que se le presentan a pequeños y medianos constructores y profesionales independientes, que no pueden realizar los gastos pertinentes para sus proyectos sin tener la certeza de que luego no serán modificados o impedidos de realizarse. También busca reactivar la construcción en la ciudad por su importancia en la generación de empleo.

Rosúa detalló que, en caso de que los desarrolladores no tuviesen la alternativa de la visación previa (que se resuelve con un mero anteproyecto), deberían recurrir a un permiso de edificación, que es mucho más costoso y demanda mayor tiempo. "Por este motivo le resolvemos la situación a pequeños constructores o estudios de arquitectura independientes, para realizar un desarrollo inmobiliario sin mediar una erogación importante de dinero ni esperar mucho tiempo", puntualizó.

Previsible. "Apuntamos a la previsibilidad, hemos encontrado con muchos casos donde al momento de tramitar el permiso de edificación no se cumple lo que permitía la visación previa. Por lo tanto, es necesario brindarle una validez jurídica y fundamentalmente conectar a ambos procesos", detalló Rosúa.

En el mismo sentido, indicó que "si en el momento de solicitar la visación previa se autorizan seis pisos de altura, luego en el permiso de edificación debe mantenerse esa misma cantidad y no modificarse las condiciones. Se trata de una normalización de los procesos y también de un incentivo para que, quien desee realizar un emprendimiento, tenga reglas claras para realizarlo", sostuvo.

Cabe destacar que la visación previa, que se solicita con antelación al permiso de edificación, tendrá una validez de 90 días y solamente podrá ser renovada en una ocasión por el mismo período. En el momento en que la misma expira, todo lo fundamentado y autorizado allí queda automáticamente caduco y sin validez jurídica ni técnica.

"Esta ordenanza también tiende a proteger a las pequeñas y medianas constructoras y desarrolladoras, ya que son las que se ven perjudicadas cuando ocurre una situación de conflicto y, esencialmente, las que necesitan de la previsibilidad para poder llevar adelante sus proyectos", subrayó el concejal.

Comentarios