Ovación
Martes 23 de Agosto de 2016

El Coloso tomó color con un rojinegro furioso

La falta de fútbol dio tiempo para que en el club se pudieran realizar trabajos. Uno de ellos pintar el Coloso de rojo y negro "sin grises", como dijeron desde el club.

La falta de fútbol dio tiempo para que en el club se pudieran realizar trabajos. Uno de ellos pintar el Coloso de rojo y negro "sin grises", como dijeron desde el club. Y hoy el Marcelo Bielsa luce de un rojinegro furioso mientras aguarda que cada uno de los lugares disponibles sean ocupados por los hinchas después de largos meses. Demasiados, eternos.

La última presentación leprosa se produjo el 22 de mayo del corriente año cuando el rojinegro se midió con Atlético Tucumán, en la despedida del torneo en el Parque de la Independencia con victoria del equipo de Diego Osella por 2 a 1. Pasaron tres meses de aquel juego y para el retorno del nuevo equipo del entrenador los hinchas deberán aguardar hasta septiembre, cuando por la segunda fecha recibirá a Tigre.

Hoy el Coloso luce con una cara nueva, pintado y con algunas remodelaciones en el club. Por supuesto que hay muchas obras por concretar para que el estadio tenga una mejor comodidad. Y entre las prioridades están los baños, que daban pena.

Un detalle: los caños con los que se sostenían las tribunas y eran alquilados no están más y ahora, de ser necesario utilizarlos, la idea será construirlos ya que "el club cuenta con una herrería que podrá trabajar en estas cuestiones", según informaron.

Comentarios