Edición Impresa
Viernes 08 de Abril de 2011

El Cigala y una cena con seguidores

No es que lo hayan seguido hasta el lugar donde se disponía a cenar, pero algunos de los que lo aplaudieron a rabiar en el teatro tuvieron poco después un premio inesperado...

No es que lo hayan seguido hasta el lugar donde se disponía a cenar, pero algunos de los que lo aplaudieron a rabiar en el teatro tuvieron poco después un premio inesperado: Diego El Cigala llegó cerca de la medianoche del jueves a un comedor del barrio de Refinería. Allí los que coincidieron con su elección gastronómica no dudaron en saludarlo y pedirle fotos. Tan dispuesto como en el escenario, el cantaor nacido en Madrid se brindó siempre que alguien lo reclamó. Y varios se llevaron el recuerdo de su foto. Antes, durante el show, las damas más enfervorizadas llegaron a reclamarle que tirara la toalla con la que se secaba el sudor. ¿No será demasiado? 

 

Comentarios