Central
Domingo 30 de Octubre de 2016

El Chacho declaró en defensa propia

No hace falta ser un iluminado en fútbol para entender que las declaraciones de ayer de Eduardo Coudet, luego de observar el insípido empate ante Huracán, sonaron muy exageradas a los oídos, más allá de que hay bases valederas.

No hace falta ser un iluminado en fútbol para entender que las declaraciones de ayer de Eduardo Coudet, luego de observar el insípido empate ante Huracán, sonaron muy exageradas a los oídos, más allá de que hay bases valederas. Y lo que se busca en estas líneas es tratar de entender el porqué. Un primer argumento puede ser que sobredimensionando los elogios, separa en el tiempo la dura derrota en el clásico y predispone a sus jugadores mejor para el plato fuerte que se juega Central en este semestre: primero Boca y luego ir por el título de la Copa Argentina. Otro, acaso menos a la vista, es que fue en defensa propia. Si así fue, guarda relación con que en los últimos días no se escucharon otras voces que lo respaldaran públicamente, que hicieran dar vuelta la página rápido tras el clásico o lo hayan arropado tras ese traspié que tal vez fue uno de los más duros del Chacho en su estadía como técnico en Arroyito.

Quizás porque puertas adentro todo el mundo parece tener claro que Coudet no seguirá si el resultado del miércoles es adverso (ante tantas versiones volcadas esta semana en esa dirección, nadie al menos salió a desmentirlas) y tal vez eso no haya caído bien. O porque la relación con la dirigencia, o parte de ella, con el entrenador no parece gozar de los mejores días. O tal vez por otras cuestiones. Pero lo cierto es que, en la semana acaso más difícil del entrenador, no hubo respaldos públicos, ni aclaraciones, ni repasos pertinentes al gran trabajo que hizo el Chacho en su estadía de casi dos años en el club, que servirían para amortiguar los efectos negativos de este momento y serían una plataforma para no dejar de creer.

Por eso, pese a dejar ayer en Arroyo Seco a la mayoría de los titulares que enfrentarán a Boca (una decisión que no viene al caso analizar en estas líneas), Coudet en sus declaraciones hizo mucho hincapié en que el equipo alternativo (o como se lo llame) respetó la idea de juego, la forma de pensar suya que sin dudas buscó imponer desde su arribo y que, después de tantos años de pálidas, llevó de nuevo a Central a pelear por cosas importantes. Eso, que hoy parece haber perdido dimensión al son de un comienzo zigzagueante que no guardó correlato con las expectativas declamadas, parece hoy perdido en una nebulosa que quizás el Chacho ayer buscó reflotar como nadie lo hizo, una especie de legado que dejará, pase lo que pase en Córdoba, sea en ese momento o más adelante como su trabajo se merecería. Sí, ayer como nunca pareció que declaró en defensa propia.

Primera C

Ayer

C. Córdoba

Federal B

Hoy, 11 / Gonzalo Ferrari

Adiur

Comentarios