Ovación
Viernes 24 de Junio de 2016

El Chacho Coudet ya tiene dos jugadores más en el campamento de Arroyo Seco

De a poco, Eduardo Coudet va sumando nombres a la concentración en Arroyo Seco. No por la llegada de refuerzos, sino por aquellos futbolistas que no se habían podido presentar en los primeros días. Ayer fue el turno de Giovani Lo Celso y Víctor Salazar, quienes cumplieron con su primera jornada de trabajo. Aún sigue ausente Pablo Alvarez, por los problemas personales que todos conocen.

De a poco, Eduardo Coudet va sumando nombres a la concentración en Arroyo Seco. No por la llegada de refuerzos, sino por aquellos futbolistas que no se habían podido presentar en los primeros días. Ayer fue el turno de Giovani Lo Celso y Víctor Salazar, quienes cumplieron con su primera jornada de trabajo. Aún sigue ausente Pablo Alvarez, por los problemas personales que todos conocen.

Lo Celso había llegado al país en la tarde del miércoles, por eso recién ayer pudo sumarse a los entrenamientos. El enganche había viajado a Europa para cumplir con la revisión médica en Paris Saint Germain, club con el que firmará un contrato por cinco temporadas y al que se sumará desde el 1º de enero del próximo año. Posiblemente deba viajar en los próximos días a Francia, ya para firmar el contrato. Así está acordado entre ambos clubes. En esa ocasión ya lo hará acompañado por algún dirigente, ya que en esta ocasión sólo viajó con gente de su entorno.

Salazar fue el otro que se sumó (el miércoles ya lo había hecho Sebastián Sosa, quien no pudo estar desde el primer día por un inconveniente con un vuelo). El Tucu tenía un permiso especial de parte del cuerpo técnico debido a un problema de salud de un integrante de su familia.

Ambos estuvieron desde la mañana, cuando el grupo cumplió con el primer turno de entrenamiento, ya que la jornada de ayer fue doble. Hubo un trabajo de acondicionamiento, pero como ninguno de los dos arrastraba algún tipo de molestias físicas rápidamente pudieron meterse en el grupo, bajo las órdenes del preparador físico Ernesto Colman.

De esta forma, Coudet ya tiene prácticamente a todos. Sólo resta Alvarez, pero la del defensor es una situación especial, y así lo entienden no sólo el entrenador sino también los dirigentes. El futbolista continúa en Buenos Aires, junto a su familia por un inconveniente que arrastra desde hace un tiempo y pese a que fue él mismo quien declaró en una radio porteña que no iba a continuar en Central, en Arroyito aún lo esperan.

Así, en estos momentos son 17 los jugadores que trabajan junto a Coudet (Pinola concurre al gimnasio pero no se lo cuenta porque tendrá un tiempo largo de recuperación). Ahora el técnico canalla sólo espera por los refuerzos que, entiende, deben llegar cuanto antes.

Comentarios