Edición Impresa
Martes 28 de Febrero de 2012

El centro de la escena

Imán de todas las expectativas, la presidenta Cristina Kirchner apeló ayer en Rosario a un discurso emotivo que repasó la gesta de Manuel Belgrano y reivindicó la soberanía argentina sobre las Islas Malvinas y el valor de los ex combatientes...

Imán de todas las expectativas, la presidenta Cristina Kirchner apeló ayer en Rosario a un discurso emotivo que repasó la gesta de Manuel Belgrano y reivindicó la soberanía argentina sobre las Islas Malvinas y el valor de los ex combatientes, además de realzar acciones económicas y sociales encaradas tanto por el gobierno de Néstor Kirchner como por sus dos administraciones consecutivas en la Casa Rosada.

Y, finalmente, rompió el silencio acerca de la tragedia de Once, también en clave emotiva, aunque sólo ratificó que esperará los resultados de la Justicia para luego avanzar. Nada hubo sobre el futuro de la cuestionada prestación de Trenes de Buenos Aires (TBA), que tras el mortal accidente dejó a Juan Pablo Schiavi, secretario de Transporte (borrado del palco), en la cuerda floja.

El objetivo de recuperar el centro de la escena se complementó con un nuevo acto público a medida, una marca registrada K que seguirá detonando controversia pero que ya no debería sorprender a nadie. Por más que la propia jefa del Estado elija alimentarla frente a un escenario aún anémico de alternativas.

Comentarios