La ciudad
Lunes 10 de Octubre de 2016

El Cemar se prepara para ser un espacio de donación de médula

En el Centro Regional de Hemoterapia se abrirá un registro de potenciales donantes. Se busca promover la figura del donante voluntario.

El Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias de Rosario (Cemar) se convertirá en un nuevo centro de captación y registro de potenciales donantes de médula ósea. El objetivo es promover la figura del donante voluntario de sangre que pueda realizar una donación solidaria, informada y altruista.

Para esto en el área de donación del Cemar, que funciona en el segundo piso del edificio de Moreno y San Luis, se está capacitando al personal con el objetivo de brindar la mejor información a las personas que manifiesten su voluntad de donar médula y dar respuesta a las inquietudes de las personas.

En las próximas semanas, quienes concurran al Centro Regional de Hemoterapia para donar sangre tendrán también la posibilidad de inscribirse al registro de potenciales donantes de médula.

De ser así, se les extraerá una muestra más de sangre que se enviará al registro del Incucai, junto con la planilla personal. En caso de ser posible la donación se activa un protocolo para evaluar la compatibilidad con el posible receptor.

Tener una gran cantidad de donantes inscriptos aumenta las posibilidades de conseguir un donante no relacionado a las personas que necesitan un trasplante que no tiene donante familiar.

Comprometidos. Prácticamente no hay diferencia entre la donación de sangre y de médula. Pueden ser donante de sangre personas de 18 a 65 años de edad (en el caso de médula de 18 a 55 años), con un peso mayor de 50 kilos y gocen de buena salud.

No pueden ser donantes aquellas personas que padecieron hepatitis (después de los 10 años), chagas, sífilis, brucelosis o Sida. Tampoco epilépticos, personas con antecedentes de enfermedades cardíacas, entre otras.

Las autoridades del Centro de Hemoterapia convocan a donantes voluntarios para donar su sangre (en el Cemar, se puede hacer de lunes a viernes de 8 a 12, con DNI) y aprovechar esa oportunidad para inscribirse como potenciales donantes de médula ósea.

La meta es aportar a una nueva cultura de la donación de sangre, que consiste en pasar de la donación por reposición a la donación altruista. En este sentido, se trata de promover la figura del donante voluntario que pueda realizar una donación solidaria, informada y altruista. Además, se trabaja con el objetivo de que la totalidad de la sangre y hemoderivados que se utilizan en los tratamientos médicos provenga de la donación voluntaria, programada y regular.

En los últimos años, numerosas organizaciones trabajan para sensibilizar sobre la donación de médula. Una de ellas es "Compartí vida", coordinada por Lisandro "Lichu" Zeno, un joven de 25 años que recibió dos trasplantes de médula como parte del tratamiento contra una leucemia. El joven recibió un diploma de honor en el Concejo por ser un "ejemplo de lucha, esfuerzo y altruismo" y haber logrado "transformar la adversidad en compromiso social a través de diferentes acciones de concientización sobre donación de sangre y médula ósea".

Comentarios