Información Gral
Jueves 15 de Septiembre de 2016

El caso del carnicero que mató a un ladrón "no sería una legítima defensa, sino un homicidio"

El criminólogo de la UNR Francisco Broglia analizó los casos de justicia por mano propia y opinó que el "Estado debería revisar su respuesta ante los hechos de seguridad".

Frente a distintos casos de inseguridad, vecinos armados repelieron el ataque de los delincuentes y en varias oportunidades estos episodios tuvieron un desenlace fatal. Francisco Broglia, profesor de Criminología de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), analizó los casos de justicia por mano propia, y opinó que el Estado "debería revisar su respuesta ante los hechos de inseguridad".
En declaraciones al programa "El primero de la mañana" de La Ocho, el reconocido docente de la UNR remarcó: "Sucede que no se pone el foco de las discusiones donde debe ponerse. ¿Por qué decimos esto? A partir de las marchas en reclamo de seguridad que se hicieron en Rosario, un reclamo democrático y legítimo de la gente, la respuesta del Estado es plantear únicamente la expansión del sistema penal. La única respuesta que aparece es la expansión del sistema penal. Entonces, todo es una cuestión de más fiscales, más jueces, más policías o policías mejor armados o con mejores herramientas de trabajo".
"Más que discutir recursos, tendríamos que discutir las políticas que estamos usando para abordar el problema de la inseguridad", agregó. "Desde hace mucho tiempo, la respuesta del Estado tiende a ser penalizar nuevos delitos y expandir la acción de la policía, del servicio penitenciario, de la Justicia misma. Lo que hay que preguntarse es, si siempre nos estamos expandiendo porque vemos que estamos fracasando ¿no será la hora de pensar políticas diferentes y no solamente en una cuestión de mayor recursos para las agencias de seguridad?".
"Yo no digo que la policía no haga falta. Esa sería una mirada ingenua. La policía tiene que estar dentro de un abordaje integral sobre el problema. El delito es un problema multicausal, es un fenómeno social y complejo, que no se puede resolver solamente con una única herramienta. Primero hay que hacer un diagnóstico local de lo que sucede. Muchas veces, lo que se construye desde los medios de comunicación o en el imaginario social no sucede así. Muchas veces falla el diagnóstico concienzudo", agregó.
Broglia fue consultado puntualmente sobre el caso del carnicero de Zárate que persiguió en auto al delincuente que le robó para atropellarlo y matarlo. "El Estado tiene el monopolio de la fuerza pública. Cuando un particular no puede valerse del Estado o el Estado llegaría tarde para resolver una situación de violencia, es cuando los particulares pueden ejercer la violencia defendiéndose de una agresión ilegítima. Eso se llama legítima defensa. Ahora, perseguir a alguien y darle muerte, saldría de los casos de legítima defensa y seria un homicidio", expresó Broglia.
"En este caso, la gente que apoya al carnicero sale a reclamar lo que realmente necesita, que es no sufrir ningún hecho se inseguridad. Por un lado, es entendible lo que piden las personas que sufrieron un delito. Lo que más me preocupa es la respuesta estatal más que la social. En un punto, ante estos reclamos, la respuesta del Estado es circunscribir todo a una guerra entre buenos y malos. La sociedad contra los delincuentes. Esta configuración bélica que se le quiere dar al problema implica una respuesta bélica, más expansión del sistema penal y eso queda claro que es ineficiente. No es eficiente esa respuesta. A lo sumo será más violenta, tendrá más gente presa en las cárceles, habilitará en el imaginario social de que vale todo, habrá más gente linchada, pero nada va a cambiar", añadió.

Comentarios