Política
Sábado 14 de Mayo de 2016

El capítulo rosarino de una operación cargada de sospechas

Una empresa operadora mayorista de turismo y un grupo empresario van a juicio contra el Mercado a Término de Rosario (Rofex) y contra Argentina Clearing, que actúa como cámara compensadora, por el cumplimiento de los contratos de dólar futuro.

Una empresa operadora mayorista de turismo y un grupo empresario van a juicio contra el Mercado a Término de Rosario (Rofex) y contra Argentina Clearing, que actúa como cámara compensadora, por el cumplimiento de los contratos de dólar futuro.

La presentación está radicada en el juzgado en lo Civil y Comercial a cargo del doctor Ivan Kvasina.

Se trata de las empresas Free Way operador mayorista de turismo y el Grupo Carey, a las que en febrero de este año

el juzgado Civil y Comercial 11 les hizo lugar en cuanto a una medida cautelar presentada a fines de 2015.

El dólar a futuro es uno de los productos que ofrece el Rofex, el Mercado de Futuros y Opciones de Rosario, y refleja el valor esperado de la moneda estadounidense todos los últimos días hábiles de cada mes. Funciona por diferencial de pesos, es decir que quien compra dólar a futuro obtiene el diferencial del precio que se registra al vencimiento del contrato.

En octubre y noviembre del año pasado los inversores compraron cobertura de dólar a marzo de 2016 a un precio de 10,60 pesos cuando en Nueva York se pagaba 15 pesos por el mismo contrato.

La diferencia de 4,4 pesos por dólar es la que se resistió a pagar la nueva conducción del Banco Central de la República Argentina (BCRA) encabezada por Federico Sturzenegger. Porque multiplicada por todos los contratos vendidos durante la gestión de Alejandro Vanoli, significaba una emisión de pesos para pagar unos 70.000 millones de pesos.

Por eso, a mediados de diciembre el BCRA — y luego de que el Rofex suspendiera su operatoria— decidió establecer una quita en esa diferencia. que durante la feria judicial realizaron algunos planteos a través de medidas cautelares.

Se realizó una corrección a la suba de 1,25 pesos a los precios de los futuros comprados entre el 30 de septiembre y el 27 de octubre, inclusive. Los contratos comprados a partir del 28 de octubre, en cambio, subirán 1,75 pesos por dólar.

Esa decisión unilateral desató el fuerte reclamo de los inversores que durante la feria judicial realizaron algunos planteos a través de medidas cautelares.

Comentarios