Central
Sábado 17 de Septiembre de 2016

El canalla juega en el Gigante con el desafío de crecer de atrás hacia adelante

Coudet trabajó intensamente en la semana para reforzar la solidez del equipo en el retroceso. Probó alternativas para recibir hoy a Patronato.

Eduardo Coudet esta semana convirtió a Arroyo Seco en un laboratorio experimental para tratar de encontrar soluciones. Y esto no tiene que ver estrictamente con los flojos resultados, ya que no se puede dramatizar por un empate (Defensa 0-0) y una derrota (Vélez 0-2) en las primeras dos fechas del certamen, sino que está claro que la inquietud del DT canalla es producto de que le está costando más de lo previsto poder encontrarle la vuelta al funcionamiento colectivo, en especial a la hora del retroceso. Igual es el propio entrenador auriazul el que siempre hizo el diagnóstico acertado de la situación y reconoció sin rodeos que Central por ahora "da la sensación de inseguridad", algo que lo disgusta sobremanera porque la solidez es una de las banderas que Coudet considera vitales para que su equipo tenga aspiraciones reales. Hoy hay una cita con la victoria y con el reencuentro de esa maquinaria de juego intenso que supo ser Central en el pasado cercano. Patronato es el escollo a saltar.

Hay que decir que esta semana el DT metió mano en los entrenamientos y probó variantes nominales en cuanto al armado de la línea de cuatro. Porque en la intimidad de Arroyo Seco una de las defensas estuvo integrada por Paulo Ferrari (Víctor Salazar fue expulsado ante Vélez y recibió dos fechas de sanción), Hernán Menosse, Cristian Villagra y Jonás Aguirre. Pero justamente Jonás quedó ayer al margen de la lista de concentrados en principio por una sobrecarga muscular. Y así podría volver a su puesto natural el Kity Villagra como lateral izquierdo, reingresando Marco Torsiglieri a la zaga. Igual, los once no están confirmados y no hay descartar ninguna sorpresa.

"Estoy preocupado. Es imposible no ser realistas de lo que pasa. Nos llegan y nos convierten. Es el partido que más caliente me voy desde que estoy en Central. No puedo mentir y dimos otra vez la sensación de inseguridad", expresó el Chacho ni bien se había consumado la derrota del domingo en cancha de Vélez, ya anticipando que se vendrían días de prueba y reacomodamiento de piezas.

Y fue esto lo que hizo justamente en la semana. Buscar soluciones. Está claro que lo que más lo preocupa al DT es la zaga central y por ello buscó variantes. Siempre dentro del terreno del potencial hay que decir que tiene todos los boletos para debutar porque fue probado en la práctica de fútbol el uruguayo Menosse, tomando la posta de Esteban Burgos. ¿Será así o continuará el ex Godoy Cruz? Y como segundo zaguero están las opciones de Torsiglieri o Villagra. Claro que si el Kity va a la cueva se abre una vacante en el lateral izquierdo. ¿Retrocederá José Luis Fernández como número tres? Porque si esto ocurre podría ingresar en la línea de volantes Washington Camacho por izquierda. Por otra parte, el Loncho Ferrari es una fija para ocupar el lateral derecho.

Mientras que en la mitad de la cancha en los ensayos semanales el rombo de volantes lo integraron Walter Montoya, Damián Musto, el mencionado Fernández y Giovani Lo Celso como enlace. En tanto, arriba se produjo el retorno de Teófilo Gutiérrez, tras superar una distensión muscular, y Marco Ruben.

El Chacho probó, movió piezas y luego evaluó junto a su cuerpo técnico cuál es el equipo más competitivo que puede plantar estar tarde ante Patronato, algo que hoy recién se conocerá cuando un par de horas antes del inicio del encuentro se pegue la planilla en la puerta del vestuario.


Comentarios