Edición Impresa
Sábado 27 de Junio de 2015

El blog de la Escuela Arzeno, al frente de los sitios educativos más influyentes del país

En junio ocupó el primer puesto en el ránking de una página que mide la incidencia de estos espacios en las redes sociales.

El blog de la Escuela Nº 83 Juan Arzeno está entre los más influyentes de los blogs educativos argentinos. En junio ocupó el primer puesto del ranking de la página Teads.tv, que mide la incidencia que tienen en las redes sociales. Arzenoblog es administrado por la profesora de informática Laura Suárez, quien se propone que sus alumnos “aprendan a crear tecnología, no sólo a consumirla”. Otros dos datos clave también explican este logro: tener un cargo propio en la escuela pública para enseñar informática y contar con un excepcional piso tecnológico, en este caso financiado y sostenido por la cooperadora y ex alumnos. Una experiencia pedagógica que invita a asomarse y multiplicar.
  La página Teads arma un ranking de los blogs educativos con mayor influencia a nivel nacional, basándose en distintos parámetros, principalmente considerando cuánto se comparten los artículos en las redes sociales como Facebook y Twitter. “El ranking se actualiza mes a mes, entonces los que estamos en el ranking a veces subimos y a veces bajamos, pero en junio Arzenoblog está en el puesto número uno”, se alegra Laura Suárez.

Videos y redes. Pero más allá de los rankings, lo que sobresale es el trabajo educativo que desarrolla la profesora en el aula de informática. Una de sus últimas propuestas fue trabajar con los chicos sobre “los cuidados en la web”, en referencia al uso responsable en las redes sociales. Con esa consigna trabajaron con un editor de video (Stupeflix) “gratuito, muy fácil de usar y que permite hacer videos cortos”. “A los chicos les encantó. Hicieron los videos y los compartieron en las redes sociales”, comenta sobre una tarea que suele extenderse en la casa.
  El blog de la Arzeno surgió hace 6 años, lo administra la profesora Suárez quien lo define como “una ventana a mi aula de informática”; más bien una invitación a conocer qué se puede hacer en las clases con esta enseñanza. El espacio también se lo conoce con el nombre “Aula con Tic” ya que comparte recursos online, enlaces y las experiencias de los alumnos de la primaria.
  En estas clases de informática los chicos no usan carpetas ni cuadernos, todo se vuelca en el blog. Los celulares y las netbooks son las herramientas naturales. “Claro que nada es porque sí, sin planificar, estos recursos responden siempre a un proyecto concreto”, aclara la docente. “Después de unos años de trabajo me pareció crucial que mis alumnos dejaran de usar papel para trabajar. Ellos no tienen carpeta ni cuadernos de informática. Todo se hace en el blog, trabajamos ahí”, explica sobre un proceso ya naturalizado. Actualmente, las 15 horas semanales que contemplan su cargo las reparte entre los 6º y 7º grados, y desde este año también con los de primero.
  No se cansa de decir que llevar adelante estas propuestas pedagógicas exitosas con las nuevas tecnologías es posible por disponer de los recursos y el puesto. Se trata de un cargo creado hace más de dos décadas y que sobrevivió a las reformas educativas y diferentes gestiones: “No es que esté haciendo algo extraordinario, estoy en una escuela en donde hay un cargo y que se trabaja exclusivamente para informática. Ahí está la diferencia. El resto de las escuelas no tienen esta posibilidad”.

Complementos. Laura Suárez es una obstinada defensora de las clases de informática en la educación primaria y secundaria. Un espacio que considera para nada se contrapone con las capacitaciones en el uso de las TIC de los docentes, sino que más bien se complementan. Analiza que no siempre y por diversas razones se usan a pleno los recursos tecnológicos que mandan los ministerios y por otro lado tampoco hay horas de informática. El resultado de esa realidad es que “cada uno va haciendo lo que puede”. En su opinión, informática y TIC deberían trabajar juntas.
  “A los chicos yo les enseño a armar un video, a editarlo, a hacer animaciones, a programar. Y en el aula un docente puede enseñar a analizarlo desde otro lugar. Por eso digo que se complementa con las TIC”, agrega sobre su tarea e insiste que deberían abordarse en forma integral para, por ejemplo, producir un video  de ciencias naturales que pueda compartirse en las ferias de ciencias. En las clases de informática de la Arzeno también trabajan otros tres profesores, contratados por la cooperadora que permiten cubrir esta enseñanza en todos los grados. Son las docentes de grado María Eugenia Bertrán y Mariana Sánchez, y el analista en sistemas Pablo Pasquero.
  Otro aspecto que garantiza continuidad en las clases de informática es disponer con un salón propio para esta tarea, “con un piso tecnológico que cualquier escuela envidiaría”, describe Laura Suárez. Cuenta con un equipamiento actualizado, computadoras, netbooks touch, cañón, pizarra digital, todos recursos comprados por la cooperadora escolar y el aporte de ex alumnos. Además, “un equipo técnico de la cooperadora es el que trabaja ad honórem para sostener esta sala por la que pasan 800 chicos a la semana”.
  La profesora de informática Laura Suárez tiene un posgrado en E-learning, es expositora y tallerista en congresos y foros de educación a nivel nacional e internacional; es administradora de blogs institucionales, colaborativos y de aula; y desde 1998 es coordinadora de Informática Educativa en escuelas primarias. Opina que “los chicos están saturados, contaminados de información, que hay que ayudarlos a seleccionar esa información”. Una manera es hacerles conocer, por ejemplo, quiénes administran esas redes de las que son usuarios, a dónde van a parar esas fotos que cuelgan.
  “Para todo eso —subraya— hace falta tener informática en las escuelas primarias y secundarias. En la era digital es un área que no puede faltar. Trabajamos con una generación que se va a desarrollar en una sociedad informatizada. Entonces la escuela no puede estar al margen. Con la informática enseño a mis alumnos a ser creativos, creadores de tecnología y no solo consumidores”.
 

Interactuar y compartir

“El blog es una ventana a mi salón de informática, es lo que hago con mis alumnos. Aquí internet funciona perfecta, las posibilidades técnicas están, un salón que no tenga conectividad es un salón de los 90. Los alumnos vienen con unas ganas terribles de aprender y yo tengo el tiempo para dedicarme exclusivamente a lo que es informática”, dice la profesora Laura Suárez, quien se entusiasma cuando describe el trabajo con el Arzenoblog. “Usar un blog es fabuloso, interactuás todo el tiempo con los alumnos, compartís lo que hacen los chicos en las clases, los recursos y ellos después en sus casas los siguen usando, juegan o editan o hacen animaciones on line”.
  El Arzenoblog no es el único blog que administra. En la escuela tiene otros como el de Arte y Cuento y el de Arzenopeques (primer grado). Además, está el que realiza con educadores de España. Entre ellos, desde hace varios años, comparte uno con una escuela de Zaragoza, llamado Viviendo y Aprendiendo. “Y también tengo otros blogs colaborativos con profesores de informática de la Argentina donde publico recursos, uno se llama Educación y Blogs, otro Aprendo en la Web, son todos colaborativos”, continúa. Asegura que el mayor contacto lo mantiene con docentes de España, por compartir la misma lengua y tienen más incorporado el uso de las tecnologías en el aula. Dice que ha realizado intercambios con docentes de Latinoamérica, “pero hay una cuestión de conectividad, de equipamiento y recursos, donde la Argentina está muchísimo mejor que otros países, un paso más adelante”.

Los celulares, un recurso más

 

Comentarios