Juegos Olímpicos Río 2016
Domingo 07 de Agosto de 2016

El básquet español arrancó con mal pie y perdió con Croacia por un ajustado 72-70

Saric le tapó a Pau Gasol lo que era el empate y el suplementario. La Roja lo perdió increíblemente en el último cuarto.

La selección española de baloncesto masculino debutó hoy en los Juegos de Río de Janeiro con una sorprendente derrota ante la combativa Croacia, que le ganó en el suspiro final por un ajustadísimo 72-70.
Clara dominadora del choque durante 30 minutos con un gran Pau Gasol, máximo anotador del partido con 26 puntos, la vigente subcampeona olímpica se complicó la vida de manera insospechada en el último periodo, cuando perdió el acierto y el rebote, y acabó dominada por un equipo croata que nunca perdió la fe.
Entonces, ni el intento final de Gasol, que tuvo el empate a 72 en sus manos, fue suficiente. Dario Saric se elevó por los aires para interrumpir la caída en la cesta del balón y firmar un inesperado triunfo para Croacia, que exigirá a España, en lo sucesivo, una versión mucho mejor.
Liderada desde el inicio por su máxima estrella, España protagonizó un buen primer cuarto, muy concentrada en defensa y resolutiva en ataque. Sin nadie que pudiera pararlo, el nuevo pívot de los San Antonio Spurs firmó nueve de los 21 puntos anotados por los dirigidos por el italiano Sergio Scariolo en los primeros diez minutos.
Y Nikola Mirotic, su ex compañero en los Chicago Bulls, lo secundó con ocho. Entre ambos, condujeron a la subcampeona olímpica hasta el cómodo 21-13 con el que se cerró el primer periodo, en el que España llegó a tener ventajas de diez puntos.
En el bando opuesto, sólo Bojan Bogdanovic veía con cierta facilidad aro y su acierto mantuvo a flote a los croatas, que en el segundo cuarto lograron acercarse ligeramente en el marcador.
Sucedió que, cada vez que los balcánicos recortaron su desventaja, España respondió desde la línea de tres, ya fuera por medio de Sergio Rodríguez o de Gasol, que también vio aro desde la larga distancia.
Dos triples consecutivos, de Bogdanovic y de Mario Hezonja, sin embargo, arreglaron el marcador para los dirigidos por Aleksandar Petrovic, que se fueron a la pausa con un tanteo remontable: 38-32.
Pese a su claro dominio, ofensivamente, España había dependido en exceso de Gasol y Mirotic, que terminó el duelo con 19 puntos, y había echado en falta a sus lanzadores, que ni se prodigaron ni estuvieron acertados.
Mejoraron ligeramente en ese aspecto los de Scariolo a la vuelta del descanso, con la mayor aportación de los dos Sergios, Rodríguez y Llull.
Durante muchos minutos, los fallos generalizados en uno y otro bando, sin embargo, mantuvieron el marcador en unos guarismos discretos, sin que España lograra cerrar el partido definitivamente.
Entonces, ocho puntos consecutivos de Croacia, apretaron el choque y le devolvieron emoción (50-45).
Mientras Gasol se tomaba un respiro en el banco, el triple con el que Mirotic cerró el tercer cuarto alivió a los españoles (54-47), que también habían aflojado en su dominio reboteador.
En el último y decisivo periodo, la estrella española regresó a la cancha, pero con él no volvió el dominio español. Croacia se fue envalentonando ante el desacierto de los subcampeones olímpicos y, a seis minutos para conclusión, tomó la delantera en el marcador (57-56) por primera vez en el partido.
Con algo más de cinco minutos por disputar, la resolución del duelo parecía cosa de Bogdanovic, autor de 23 puntos, o de Gasol. Fue, sin embargo, Krunoslav Simon quien firmó la sentencia casi definitiva desde los tiros libres, después de dos acciones en las que España cedió el rebote y protagonizó una pérdida absurda.
El posterior triple de Mirotic fue insuficiente, más cuando Saric taponó el virtual empate de Gasol.
Así, y con el público local claramente en contra, España se estrenó en los Juegos con una derrota que destapó las falencias que deberá subsanar si quiere avanzar.
El próximo martes se mide a la anfitriona Brasil, que también hoy debutó en sus Juegos con una derrota ante Lituania por 82-76.

Comentarios