Edición Impresa
Sábado 24 de Julio de 2010

"El asesinato de Richard Nixon": tras el sueño americano

Por Joaquín Olivera (*) / En "Días de furia" o "El asesinato de Richard Nixon" (2004), el personaje principal Samuel Bicke (interpretado por Sean Penn) comienza un incasable recorrido bregado de frustraciones para tratar de obtener "un pedacito de sueño americano".

En "Días de furia" o "El asesinato de Richard Nixon" (2004), el personaje principal Samuel Bicke (interpretado por Sean Penn) comienza un incasable recorrido bregado de frustraciones para tratar de obtener "un pedacito de sueño americano".

Dirigida por Niels Muller, y con un elenco que también incluye a Naomi Watts y Don Cheadle, entre otros, "Días de furia" apunta hacia el presente de la sociedad, eligiendo asentar su historia en los meses previos al caso Watergate, de 1972.

Valiéndose de un montaje que incluye escenas documentales de aquellos años 70, esta más que necesaria realización del coguionista y realizador que no encontró eco en su país de origen, es todo un desafío hacia un cine que sólo pretende burdamente entretener. Con la firma en producción de Alexander Payne, "Días de furia" o "El asesinato de Richard Nixon" es un film que revela la toma de conciencia sobre el vivir en la mentira y la adopción de una urgente respuesta que se hace añicos contra el rostro mismo del espectador. Sí, también entendiendo el término de manera literal.

La película contiene un alto grado de critica hacia el sistema en general y las contradicciones que éste genera hacia el interior, donde hace hincapié en una lucha moral entre las mentiras que se consumen diariamente en la calle o los medios de comunicación y lo que debe hacer, aunque muchas veces se haga lo que se pueda.

Se subraya una mirada crítica hacia los comportamientos sociales y políticos que definieron y siguen definiendo hoy la construcción del llamado "American way of life" (estilo de vida americano), término que, lejos de identificar sólo a Estados Unidos, pretende alcanzar a la voluntad y creencias de todo un continente.

(*) Presidente de la FUR.

 

Comentarios