Información Gral
Miércoles 15 de Febrero de 2017

El arzobispado de La Plata exige a los scouts que se adhieran a una asociación

El Arzobispado de La Plata sostuvo que no renovará el patrocinio a la Asociación de Scouts de Argentina a menos que los grupos que la componen acepten integrarse a la Asociación Diocesana de Scouts Católicos de La Plata (Adisca), constituida en la arquidiócesis local, dijo ayer el vocero de esa institución, presbítero Christian Viña.

El Arzobispado de La Plata sostuvo que no renovará el patrocinio a la Asociación de Scouts de Argentina a menos que los grupos que la componen acepten integrarse a la Asociación Diocesana de Scouts Católicos de La Plata (Adisca), constituida en la arquidiócesis local, dijo ayer el vocero de esa institución, presbítero Christian Viña.

"Si deciden incorporarse a la Asociación Diocesana de Scouts Católicos de La Plata (Adisca) no hay ningún problema pueden seguir funcionando en nuestras parroquias"; caso contrario "si deciden no pertenecer, tendrán que ver ellos que van hacer", aseguró en declaraciones a Télam Viña, quien aseguró que desde el Arzobispado "alentamos eso, porque valoramos mucho el movimiento scout".

El presbítero advirtió sin embargo que "los scouts que están en nuestras parroquias, tendrán este primer semestre de 2017 para evaluar e ir resolviendo" que van a hacer y recordó que los fundamentos que dejan sin patrocinio al movimiento nacional fueron precisados en la misiva que monseñor Héctor Aguer, arzobispo de La Plata, envió al cardenal Mario Aurelio Poli, arzobispo de Buenos Aires, en diciembre último.

En esa carta, Aguer sostiene que "desde hace más de una década en La Plata venimos comprobando las orientaciones erradas que llegan a los grupos desde la Central del Movimiento. Esta fue una de las razones que me movieron a constituir en la arquidiócesis la Asociación Diocesana de Scouts Católicos (Adisca)".

"Determiné entonces que los nuevos grupos a establecer en las parroquias pertenecieran a esta nueva institución, con dependencia directa del obispo y su delegado. No obstante, en muchas otras de nuestras parroquias siguen existiendo grupos de Scouts de Argentina; algunos funcionan muy bien, gracias al carácter auténticamente cristiano de los dirigentes y el celo apostólico de los sacerdotes", señaló Aguer.

"Pero en otros casos, los Scouts parecen huéspedes, inquilinos u okupas y no es posible acompañar correctamente la formación de los chicos" argumentó.

Viña señaló que "algunos grupos lo han resuelto y han notificado que se van a incorporar a Asociación Diocesana de Scouts Católicos" e invitó a que el resto los imite.

La crisis entre la Asociación de Scouts de Argentina y la Iglesia se precipitó a partir de la última asamblea nacional del movimiento, que votó cambiar la definición tradicional de familia por una que incluye también a las homoparentales, lo que generó un intercambio epistolar entre Poli y Aguer en el que el arzobispo de Buenos Aires hace referencia a una "posible desvinculación" de la Iglesia Católica como ente patrocinante.

Comentarios