Edición Impresa
Sábado 20 de Noviembre de 2010

El año que viene llegaría el boleto gratis para los alumnos

Si todo marcha como lo pronostica la diputada nacional Adriana Puiggrós, el año que viene se aprobaría el boleto gratuito para todos los chicos que concurren al sistema educativo obligatorio, es decir desde el nivel inicial hasta el secundario.

Si todo marcha como lo pronostica la diputada nacional Adriana Puiggrós, el año que viene se aprobaría el boleto gratuito para todos los chicos que concurren al sistema educativo obligatorio, es decir desde el nivel inicial hasta el secundario. La medida abarca además el medio boleto para la educación superior y los acompañantes de chicos discapacitados. Se trata de un proyecto que desde hace dos años se impulsa en el Congreso. Según entiende Puiggrós, es clave su aprobación para ayudar a resolver "el desafío de retener a los chicos en la escuela". En diálogo con La Capital, la presidenta de la comisión de Educación de la Cámara de Diputados de la Nación vinculó los logros de la Asignación Universal por Hijo (AUH) con el cumplimiento de los derechos del niño.

El 20 de noviembre de 1989, las Naciones Unidas aprobaban la Convención de los Derechos del Niño, el instrumento jurídico que aborda todos los aspectos de la vida de la infancia y los adolescentes. Consultada sobre el balance que hacía entre el cumplimiento de esta convención y los alcances de la AUH, Puiggrós no dudó en reconocer: "Los derechos del niño hay que concretarlos con medidas como estas (por la AUH), que tienen que ver con la salud y la educación, pero en especial porque incluye a todos".

Para todos

El aspecto inclusivo de la AUH —que cumplió un año el 28 de octubre pasado— se define en los 3 millones 700 mil chicos y adolescentes que gracias al beneficio acceden mejor a la salud y la educación. La asignación alcanza hoy 1.927.310 hogares de todo el país. Un dato del Ministerio de Educación de la Nación para no pasar por alto es que la matrícula escolar creció en un 25 % luego de este apoyo.

—¿Además de aspectos como la salud y la educación cómo impacta la AUH en las familias?

—Impacta en las familias porque son las que velan por los chicos. Pero además no sólo reciben un ingreso nuevo sino que desde el punto de vista psicológico y humanitario, las madres y los padres sienten que pueden mandar a sus hijos a la escuela y cuidar por su salud. Y eso es muy importante, es también un derecho de los padres.

—En la década del 90 usted escribió un artículo titulado "La escuela es un comedor", para dimensionar la problemática social que se vivía. ¿Qué cambió con esta asignación?

—Permite que la familia esté alrededor de la mesa. Esta medida, en lugar de llevar a abrir más espacios en las escuelas para que los chicos vayan a comer, facilita que puedan volver a la mesa familiar.

—¿Qué desafío hay que atender en relación con los derechos de los niños?

—El desafío ahora es retener a los chicos en la escuela. Es necesario solucionar el problema del transporte, porque la imposibilidad de pagarlo es una de las causas principales de la deserción. Por eso el proyecto de ley que estamos impulsando de boleto gratis para los niños en escolaridad obligatoria. La AUH tiene que ir acompañada del boleto gratuito. Además tiene que haber un apoyo a los docentes para que puedan integrar a los chicos a los diversos grupos escolares, para que alcancen el nivel de escolaridad que han tenido los demás que concurrieron a la escuela sin problemas.

—¿En qué estado está hoy el proyecto por el boleto gratuito?

—Está en tratamiento en Diputados, y para aprobarlo antes tiene que haber una reunión conjunta entre las comisiones de transporte y de educación, que será a principio del año (legislativo) que viene. Yo creo que sí tiene muchas posibilidades de aprobarse.

Comentarios