Escenario
Sábado 23 de Julio de 2016

El análisis de historiadores

La experiencia comunicacional adquirida desde 1977 por esta iglesia evangélica, dueña de programas y señales que también se emiten en la Argentina.

"La experiencia comunicacional adquirida desde 1977 por esta iglesia evangélica, dueña de programas y señales que también se emiten en la Argentina, donde los conflictos cotidianos como la traición, la pasión, el amor, la superación del sufrimiento, la fe, la fortaleza, la esperanza y la confianza en Dios; sumados a una millonaria inversión en dólares, han contribuido, a juzgar por la prensa especializada, al éxito de una novela: quizás la mejor reconstrucción de un relato fundacional", sostuvieron la licenciada en Historia Fabiana De Laurentis y el doctor en Historia Miguel Angel De Marco (h), quienes dieron su enfoque sobre el fenómeno televisivo y su vinculación con los hechos según las sagradas escrituras.

   Para ambos, "que la mega novela «Moisés y los diez mandamientos» demuestre un especial cuidado a apegarse a la historia del Moisés del Antiguo Testamento, es decir al relato bíblico, se explica por el hecho de que la misma es una producción del Canal Rede Record, emisora del Obispo evangélico Edir Macedo, fundador de la Iglesia Universal del Reino de Dios".

   En un análisis realizado para este diario, indicaron que "la guionista es Vivian de Oliveira, especialista en contar historias de corte religioso, en los que incluye conflictos cotidianos que atraviesan los seres humanos en la actualidad. La trama se basa en una adaptación de cuatro libros: Exodo, Levítico, Números y Deuteronomio, desde el nacimiento de Moisés hasta la liberación del pueblo hebreo de los egipcios".

   "Es importante aclarar que la vida de Moisés es recreada en esa clave, la que da a conocer el Antiguo Testamento y no sobre una biografía histórica propiamente dicha, ya que los estudiosos consideran que poco se puede documentalmente afirmar sobre la existencia de Moisés en su contexto histórico", acotaron.

   Con un presupuesto cercano a los 250.000 dólares por capítulo, filmándose exteriores en varios países de dos continentes, y con un gigantesco set de 7.000 metros cuadrados se convirtió en la novela bíblica visualmente más atractiva de todos los tiempos.

   "Moisés reúne una potencialidad inconmensurable para llegar a distintos pueblos y religiones que lo tienen como configurador de sus sistemas de creencia, como profeta, legislador y líder espiritual. La historia misma de Moisés ha inspirado a leyendas, que luego se replicaron en películas y personajes", destacaron De Laurentis y De Marco (h).

   Como conclusión, tras considerar que "es quizás la mejor reconstrucción de un relato fundacional", indicaron que la producción brasileña "en términos generales se apega al relato bíblico de los episodios de la vida de Moisés: cómo es encontrado y adoptado por la princesa, cuidado por su madre como nodriza y criado como egipcio, al tiempo que muestra el desprecio que tenían los egipcios hacia los extranjeros, en este caso hacia los hebreos y el maltrato que les otorgaban".

   "Lo religioso cobra una importancia fundamental, propia de los pueblos antiguos: los egipcios con su politeísmo que incluye al faraón como persona divina; los hebreos con el culto monoteísta a Yahvé. A pesar de todas las penurias —acotaron—, los hebreos se mantienen fieles en la fe, cuidando sus tradiciones, en la esperanza de que Yahvé ya les enviará un salvador", aunque resaltaron que "todavía no se reveló a Moisés en la novela". Y cerraron: "Se muestra a la fe en el Dios único como un rasgo de identidad de los hebreos: es una fe que se hace cultura".

Comentarios