Edición Impresa
Jueves 29 de Diciembre de 2011

El amor es más fuerte

El día llegó. Gerardo Martino se convertirá oficialmente hoy en el DT de Newell’s después de varias semanas de negociaciones. Y su arribo genera una bomba anímica extraordinaria y tan necesaria por estas horas en el Parque.

El día llegó. Gerardo Martino se convertirá oficialmente hoy en el DT de Newell’s después de varias semanas de negociaciones. Y su arribo genera una bomba anímica extraordinaria y tan necesaria por estas horas en el Parque. Uno de los hijos pródigos de la Lepra vuelve a su casa, esta vez con buzo de entrenador y poniéndose el overol para afrontar el torneo que se viene.

Llega como el gran salvador en el pensamiento leproso, más allá de que este no sea el título más adecuado. Sí está claro que su experiencia, trayectoria y conocimiento eleva a la enésima potencia a un Ñuls que estuvo apagado en resultados en el último semestre. Como consecuencia de esto, dos técnicos fueron eyectados de su cargo. Y el Tata llega para reemplazarlos, un poco por convencimiento propio y familiar y otro también por la súplica general. Lo hace en el momento que la institución que lo cobijó y le permitió trascender como jugador lo precisa con urgencia.

Es, junto a Bielsa, uno de los que tiene la chapa justa para devolverle la esperanza al pueblo rojinegro. Y el que le entregará un plus de jerarquía por el nombre que Martino supo diseñarse en el último tiempo. El mismo que le hubiera permitido seguir dirigiendo a nivel internacional y recibiendo millones de dólares. Pero el amor es más fuerte. Bienvenido Tata. l 

Comentarios