Policiales
Domingo 23 de Octubre de 2016

Ejecutaron a tiros a un joven frente a su casa de Santa Fe

Un joven de 24 años fue ejecutado la madrugada de ayer en las precarias calles de tierra del barrio San Pantaleón, en la humilde zona noroeste de la ciudad de Santa Fe, elevando a 105 el número de crímenes registrados en el departamento La Capital en lo que ha transcurrido de 2016, un verdadero récord en los últimos años, al menos desde 2007 cuando la ciudad llegó a su máximo nivel de violencia barrial.

Un joven de 24 años fue ejecutado la madrugada de ayer en las precarias calles de tierra del barrio San Pantaleón, en la humilde zona noroeste de la ciudad de Santa Fe, elevando a 105 el número de crímenes registrados en el departamento La Capital en lo que ha transcurrido de 2016, un verdadero récord en los últimos años, al menos desde 2007 cuando la ciudad llegó a su máximo nivel de violencia barrial.

La víctima fue identificada como Brian David Ojeda y fue encontrado por su familia frente a su vivienda, en calle Estrada al 5000, contra el terraplén de la avenida de Circunvalación Oeste de la capital provincial. Hasta anoche la policía no tenía demasiados detalles de lo ocurrido por la falta de testigos, pero sí que fue la esposa del muchacho, quien estaba dentro de su hogar en compañía de su hermana, la que escuchó una detonación de arma de fuego alrededor de las 5 de la mañana y ambas salieron sobresaltadas para ver qué había ocurrido.

Tirado en la calle. Entonces las mujeres se sorprendieron al encontrar tendido en el suelo y agonizante a Ojeda, quien según ellas no estaba con nadia al momento del ataque y murió minutos más tarde, antes de que llegara al lugar un equipo del servicio público de emergencias sanitarias convocado por un llamado de los vecinos.

El médico policial que examinó el cuerpo habría hallado cuatro orificios de bala en el cuerpo de la víctima: dos en el brazo, uno en el pecho y otro en un hombro aunque la esposa y la cuñada de Ojeda dijeron haber escuchado un solo disparo y en el lugar se halló una única cápsula servida calibre 9 milímetros. Por eso ayer se esperaba el resultado oficial de la autopsia para determinar efectivamente cuántos tiros recibió el muchacho.

El caso es investigado por la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI), que no encontró testigos del trágico incidente.

Comentarios