Información Gral
Miércoles 24 de Agosto de 2016

Ejecutan a sordomudo por una infracción

La violencia policial en Estados Unidos tuvo el jueves pasado un nuevo episodio que elevó el nivel de indignación de la sociedad, cansada de los repetidos casos de gatillo fácil en los últimos meses.

La violencia policial en Estados Unidos tuvo el jueves pasado un nuevo episodio que elevó el nivel de indignación de la sociedad, cansada de los repetidos casos de gatillo fácil en los últimos meses.

Un conductor sordomudo fue herido de muerte por un oficial que intentaba detenerlo por conducir a una velocidad máxima a la permitida en una localidad de Carolina del Norte.

El incidente tuvo lugar entre el patrullero Jermaine Saunders y Daniel Harris, un hombre de 29 años que se comunicaba a través de lenguaje de señas y que no paró el coche cuando el agente prendió las sirenas y quiso detener al conductor. Cuando por fin el policía consiguió que Harris frenara, "tuvo lugar un encuentro entre el conductor y el patrullero que derivó en un disparo. El herido sucumbió a sus heridas en el lugar", según contó el portavoz de la Patrulla Estatal de Carreteras, sargento Michael Baker.

La víctima estaba desarmada.

Las voces indignadas con lo acontecido no tardaron en llegar. Uno de los vecinos de Seven Oaks en Charlotte, donde vivía Harris, dijo sobre el policía agresor: "Estás deteniendo a una persona sorda, que tiene una discapacidad. Para mí, lo que ocurrió es totalmente inaceptable".

Ahora, el oficial fue suspendido y la familia de Harris está recaudando fondos para pagar los gastos del funeral.

"Lo que quede de las donaciones será utilizado en una fundación en su nombre para educar a las fuerzas del orden y proveerles el entrenamiento necesario para confrontar a personas sordas", aseguró su entorno en su página YouCaring.com.

Hasta ayer, ya habían recaudado más de 15 mil dólares y sido compartidos unas 2.500 veces en Facebook.

Comentarios