El Mundo
Viernes 13 de Enero de 2017

EEUU desplegó tropas en Polonia y Rusia lo tomó como provocación

Forma parte de un plan de la OTAN para reforzar su presencia y capacidad de defensa en Europa del Este ante una eventual amenaza de Moscú

Los primeros blindados entraron ayer en Polonia, el primer paso de uno de los mayores despliegues militares de Estados Unidos en Europa desde la Guerra Fría, acogidos con satisfacción por los polacos y con irritación por Rusia. El convoy, compuesto por 24 vehículos blindados Humvee y por una decena de camiones, fue recibido calurosamente por los soldados polacos a su paso ayer por la frontera germanopolaca.

El cuartel general de la brigada está instalado en Zagan, en el oeste de Polonia, donde mañana se celebrará una ceremonia oficial de bienvenida. La brigada acabará teniendo más de 3.000 soldados, 87 carros de combate Abrams y más de 550 vehículos blindados de transporte de tropas. El convoy forma parte del primer transporte de soldados y de material militar pesado estadounidense en el marco de la operación "Atlantic Resolve", decidida por el presidente saliente Barack Obama para proteger una región donde cundió el temor cuando Rusia arrebató Crimea a Ucrania en 2014 y empezó a respaldar a los rebeldes en el este ucraniano.

La presencia por rotación de esta unidad en Polonia, pero también en Lituania, Letonia, Estonia, Hungría, Rumania y Bulgaria, tiene el objetivo de reforzar la seguridad de estos países, preocupados por la actitud beligerante de Rusia. Pronto se unirán a la unidad cuatro batallones multinacionales de la OTAN en Polonia y los Países Bálticos. Esta presencia "no tiene precedentes en Polonia desde la Guerra Fría", dijo el director del fondo German Marshall Fund en Varsovia, Michal Baranowski. Según él, "esto modifica la situación en el flanco oriental de la OTAN" porque Rusia "ya no podrá contar con una victoria rápida y a buen precio en los Países Bálticos" sin provocar una respuesta estadounidense. "Lo consideramos como una amenaza contra nosotros", reaccionó de inmediato el portavoz de la presidencia rusa, Dmitri Peskov. "Se trata de una operación que amenaza nuestros intereses, nuestra seguridad", añadió, y denunció, sin citar directamente a Washington, el hecho de que "un tercer país refuerce su presencia militar en nuestras fronteras con Europa. Y no se trata de un país europeo", apostilló.

Alexei Mejkov, viceministro de Exteriores ruso, dijo que este despliegue "apresurado" puesto en marcha por la administración Obama parece ser "un factor de desestabilización para la seguridad europea". Pero Baranowski rechaza este argumento y recuerda que el despliegue de la brigada no cambia mucho la relación de fuerzas en el terreno entre la OTAN y Rusia, mucho más presente. Sin embargo sí significa que "Polonia y los Países Bálticos no están solos en el sentido militar del término", añade el experto.

Cuando falta una semana para que entre en funciones el nuevo presidente estadounidense, Donald Trump, presuntamente favorable a calmar las relaciones con Rusia, el despliegue de la brigada tranquiliza a Polonia y a los países de la región sobre la política de Washington en la región. También es una señal para los polacos de que se están aplicando las medidas para reforzar la presencia de la OTAN, adoptadas durante una cumbre de la Alianza Atlántica en julio en Varsovia.

Durante la campaña, Trump insinuó que podría aplicar el artículo 5 del tratado de la OTAN —que considera el ataque a uno de los miembros como un ataque contra todos— en función del aporte económico de cada uno.

Comentarios