El Mundo
Lunes 04 de Julio de 2016

EEUU considera terminado el conflicto armado colombiano

El enviado especial de Estados Unidos para el proceso de paz con las Farc, Bernie Aronson, aseguró que los acuerdo entre el Estado colombiano y la guerrilla muestran que la guerra en el país "se acabó" y que lo "acordado es irreversible".

El enviado especial de Estados Unidos para el proceso de paz con las Farc, Bernie Aronson, aseguró que los acuerdo entre el Estado colombiano y la guerrilla muestran que la guerra en el país "se acabó" y que lo "acordado es irreversible".

En diálogo con el diario El Tiempo de Bogotá, Aronson se refirió al acuerdo firmado por las partes el pasado 24 de junio sobre el alto el fuego bilateral y definitivo y el desarme total de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc, comunistas). "Estoy convencido de que la guerra se acabó, y que lo que se acordó es irreversible, asumiendo que sea aprobado por los colombianos en el plebiscito. Ya es solo cuestión de tiempo. Pero ya llegamos al final", sentenció el estadounidense. El enviado especial de Barack Obama consideró que lo "más importante ahora" es que los colombianos aprueben los acuerdos en el plebiscito. "Mi esperanza es que Colombia esté unida en respaldo al proceso cuando llegue la hora de votar. Sería muy útil un contundente y amplio triunfo del sí para que esto no sea un tema que genere división", sostuvo. Es evidente que Aronson también busca sumar rédito político para Obama, quien termina su segundo mandato en enero próximo.

El enviado especial consideró además que la Corte Penal Internacional (CPI) no tendrá necesidad de intervenir en la denominada "justicia transicional" para los guerrilleros que se desmovilicen, como sucedió en otros países como Nicaragua y El Salvador. "La visión de la CPI es que mientras existan procesos locales para establecer culpas y sanciones para los responsables, la Corte no tiene un rol. No hablo por ellos, pero el acuerdo sobre justicia transicional es público y no he visto evidencia que la CPI esté reclamando su derecho a intervenir", agregó. Aronson reiteró que el Gobierno de su país no discutirá la posible liberación de alias "Simón Trinidad", quien paga una condena en Estados Unidos de 60 años de prisión por secuestro, debido a que ese tema no hace parte de las negociaciones de La Habana.

Finalmente, el enviado especial señaló que su presencia en el país sudamericano se extenderá hasta tanto comience la implementación de los acuerdos con las Farc, e incluso en las negociaciones con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), segunda guerrilla de Colombia con la que el Ejecutivo espera entablar diálogos formales cuando ésta libere a todos los secuestrados en su poder. El gobierno de Santos y las Farc iniciaron un proceso de paz en noviembre de 2012 en La Habana, en el marco del cual han llegado a acuerdos en cinco de los seis puntos pactados al inicio de los diálogos.

Comentarios