Edición Impresa
Martes 03 de Diciembre de 2013

Educar con el testimonio

Uno de los pilares en los discursos de la gestión educativa santafesina, desde 2007 a la fecha, es el de sostener la convivencia entre los distintos actores.

Uno de los pilares en los discursos de la gestión educativa santafesina, desde 2007 a la fecha, es el de sostener la convivencia entre los distintos actores. Esto se ha escuchado y leído en más de una oportunidad de parte de los distintos funcionarios de turno, de primera y segundas líneas. De hecho en el subportal de Educación de la provincia (santafe.gob.ar), se puede leer bajo el título de "Líneas de acción" el siguiente concepto: "... esta Política Educativa está diseñada sobre los postulados éticos que fundamentan el proyecto de gobierno de Santa Fe: Diálogo, participación y legalidad, y se traduce en objetivos estratégicos que, parafraseando a Jacques Dellors, nos hablan de Aprender a Vivir Juntos; Aprender a Hacer; Aprender a Ser y Aprender a Aprender".

No hay manera de entender ni justificar que en los tres años que lleva la secundaria pública de Alvear compartiendo el espacio con la secundaria privada, desde la Dirección de la Regional VI no se haya entablado un diálogo con las autoridades de estas dos instituciones, para crear lazos posibles para una mejor convivencia, tal como se lo pidieron los educadores en más de una oportunidad. ¿Por qué dejar que crezcan las diferencias cuando las soluciones están a la vista.

Pero hay algo más preocupante que sobrevuela a esta situación: ¿Cómo enseñar ciudadanía, respeto por el otro, que es posible construir solidaria y democráticamente si la escuela no puede ser testimonio de eso?

Comentarios