Educación
Sábado 31 de Diciembre de 2016

Sobre alumnos zoquetes

En vísperas de receso escolar recomiendo un libro que combina literatura y educación de un modo ameno, divertido y hasta emocionante, "Mal de escuela" de Daniel Pennac. Se trata de una novela contada en primera persona, donde el autor narra sus propias experiencias como alumno "zoquete", refiriéndose a aquellos niños y adolescentes que concurren a la escuela sin poder comprender lo que en ella se pretende enseñárseles, lo cual resulta doloroso, no sólo para él, sino también para su entorno familiar y despierta las quejas por parte de docentes desaprensivos y la preocupación por parte de los comprometidos.

El autor reflexiona acerca de esas situaciones, que denomina "mal de escuela", desde sus vivencias, pero también desde su actual rol de profesor, analizándolas desde distintas dimensiones, es decir, no reduce la mirada a la escuela como responsable única de esta situación de "zoquetería", sino que profundiza en lo social, lo económico, lo familiar, en el modelo capitalista y en el sistema meritocrático, cuestionando la creencia extendida acerca de que el triunfo en la escuela es una cuestión de dones.

Relata situaciones áulicas que dan cuenta de la angustia por la que atraviesan los alumnos al borde del fracaso escolar y describe en profundidad a aquellos docentes que aportan negativamente para que esto se profundice. Pero recupera a sus docentes memorables, aquellos que se comprometieron con su aprendizaje, los que verdaderamente se empeñaron en hacer lo que saben, enseñar y educar, cueste lo que cueste: "Los profesores que me salvaron y que hicieron de mí un profesor... no se preocuparon de los orígenes de mi incapacidad escolar. No perdieron el tiempo buscando sus causas ni tampoco sermoneándome. Eran adultos enfrentados a adolescentes en peligro. Se dijeron que era urgente. Se zambulleron. No lograron atraparme. Se zambulleron de nuevo, día tras día, más y más... Y acabaron sacándome de allí. Y a muchos otros conmigo. Literalmente, nos repescaron. Les debemos la vida" (p. 36). Es por esto que recomiendo este libro, porque considero que renueva las esperanzas en la educación, sin desconocer los condicionantes sociales, políticos y económicos, revalorizando el rol docente y la pasión por la enseñanza.


Comentarios